fbnoscript

Trueque patronal en Rigrapi: el STIA carnerea el paro de la CGT

Es claro que el paro convocado por la CGT para el lunes 25 está lejos de querer dar el puntapié inicial a un plan de lucha para derrotar el ajuste de Macri y el FMI. Más bien todo lo contrario: la CGT llama un paro para "descomprimir" la bronca de los trabajadores y luego desaparecer de la escena.

Tan claro es el asunto que la CGT se opone a la movilización de los trabajadores, porque teniendo en cuenta las manifestaciones masivas contra Macri, ésta alcanzaría niveles históricos. Es un paro “matero” para liberar a la dirección de la CGT de la presión de los trabajadores sin complicar su compromiso con la gobernabilidad.

En ese sentido, en casi ninguna fábrica del país se ha hecho asamblea ni ninguna consulta de ningún tipo con los trabajadores. Pero el sindicato de la alimentación ha ido más lejos que nadie.

Carnereando su propio paro

El STIA anunció este martes, en medio de la discusión paritaria, que adhiere orgánicamente al paro nacional del 25. Sin embargo, la realidad de lo que negocia STIA en las fábricas es otra.

Por dar un ejemplo, en la fábrica Rigrapi, de Avellaneda, la Comisión Interna y los directivos del STIA Buenos Aires acordó con la empresa un trueque patronal: correr el feriado del 20 de junio para el día del paro. O sea, no solamente de carnerea el paro sino que se trabaja en feriado ¡sin percibir el recargo correspondiente del 100%!

La lógica que guía al STIA Provincia es que la fuerza hay que hacerla en las multinacionales, y que en las fábricas chicas no se entera nadie del paro. Es exactamente por esta lógica patronal que las empresas más chicas son las más negreras y las que peor pagan, con la “comprensión” del STIA.

Luz ´Verde´ a la reforma laboral

Tampoco debe decirse que el STIA haga mucha fuerza para que en las grandes el paro salga: los trabajadores de Bagley Villa Mercedes, que pararon el 18 de diciembre, recibieron el descuento de las horas y los premios y se les prohibió hacer horas extras. La respuesta del STIA fue: “que se la banquen por haber parado”.

La carnerada abierta del STIA en Rigrapi es un mensaje contundente al resto de las patronales. Adelante con el ajuste y la reforma laboral.

Necesitamos más que nunca una nueva dirección en el STIA, para dar la lucha por una paritaria acorde a la inflación, contra los despidos en Canale, Cresta Roja y Criave y para derrotar la reforma laboral de Macri y el FMI.

En esta nota:

Compartir

Comentarios