fbnoscript
23 de junio de 2018

Paro por tiempo indeterminado de Luz y Fuerza Córdoba

Paro por tiempo indeterminado de Luz y Fuerza Córdoba

Foto Diario Sindical

Desde el jueves 21, el Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba ha entrado en paro por tiempo indeterminado. La medida se resolvió por aclamación en una asamblea general de los trabajadores, nuevamente masiva, a propuesta de la conducción; ante una serie de provocaciones que viene desarrollando el gobierno de Schiaretti y particularmente frente al incumplimiento grosero del acuerdo que se había alcanzado para pagar la bonificación anual (BAE) en cuotas.

La modalidad del paro se resolvió sin afectar el servicio, es decir con paro en la atención al público, mantenimiento y el resto de las actividades de EPEC, pero con guardias mínimas que garantizan la provisión del servicio a los usuarios. En la larga asamblea donde intervinieron varios trabajadores, se planteó que la medida también debía completarse con el trabajo a reglamento. El paro se ha desarrollado con importantes movilizaciones los dos primeros días de la medida. 

En la primer acción que se dirigió a tribunales, el Sindicato presentó una denuncia penal en contra el directorio de EPEC, donde se detalla el accionar delictual del gobierno con decenas de negociados con consultoras y tercerizadas, como así también la contratación de funcionarios y asesores que cobran altísimos sueldos. Se denuncia, por ejemplo, la contratación de un helicóptero por u$s1.300.000. Desde un primer momento, sostuvimos que el ataque de Schiaretti a los trabajadores, tenía como propósito proceder a la reforma laboral y el vaciamiento de la empresa con el objetivo de privatizarla. Así lo denunció Eduardo Salas desde la bancada del FIT en la Legislatura.
No obstante la medida del paro, el gobierno continúa con las provocaciones, anunciando la tercerización del área de lectura de los medidores y apurando la promulgación de la ley sobre las tarifas eléctricas que afectarán el poder adquisitivo de los salarios. Asimismo se profundizó la persecución que sufren los trabajadores que desempeñan cargos jerárquicos, desplazando de sus funciones a Héctor Tosco, hijo del dirigente histórico del sindicato, que además es delegado electo. Ha quedado claro que Schiaretti no quiere negociar, quiere crear un caos social en torno a la EPEC para consagrar sus objetivos.

La destacada lucha de los compañeros lucifuercistas necesita más que nunca del apoyo de todos los trabajadores y de la población de Córdoba. Sobre esa base se discutió en asambleas anteriores la participación del Sindicato en el Plenario Nacional de Trabajadores convocado por el sindicalismo combativo en el microestadio de Lanús.

La enorme iniciativa huelguística no ha conmovido en lo más mínimo a la burocracia de la CGT Regional, que comanda el legislador del PJ oficialista, José Pihen. La CGT no se ha pronunciado por el triunfo de la lucha y menos ha apoyado las iniciativas de movilización. Para el próximo 25 de junio la CGT ni siquiera ha convocado a movilizar. Por el contrario, Pihen ha votado en la Legislatura contra los derechos de los obreros. Es evidente que la burocracia apuesta a la derrota de los trabajadores, como ya lo hiciera anteriormente con otra gran lucha obrera como fue la de las trolebuseras y choferes de la UTA.

El paro por tiempo indeterminado y la lucha lucifuercista, para triunfar debe dar lugar a una gran movilización obrera y popular en la provincia. En ese sentido venimos interviniendo desde el Partido Obrero, planteando la necesidad de convocar a un gran plenario de trabajadores en la provincia y una asamblea popular, para definir un plan de lucha que interese al conjunto de la clase obrera y que reclame el paro provincial. En primer lugar, debemos darle un carácter activo al próximo paro del lunes 25 en Córdoba, con piquetes y una gran movilización por el triunfo de los trabajadores de EPEC.
 

En esta nota:

Compartir

Comentarios