fbnoscript
23 de junio de 2018

El sindicalismo combativo votó un programa y un plan de acción

Las resoluciones del plenario nacional reunido en Lanús.
El sindicalismo combativo votó un programa y un plan de acción

Foto: Ojo Obrero Fotografía

Al cabo de una jornada intensa de debate, poco antes de los discursos de cierre, cuatro mil manos se levantaron para aprobar por unanimidad las resoluciones del primer Plenario Nacional del Sindicalismo Combativo que se reunió en Lanús este sábado.

La representatividad de la convocatoria no tiene precedentes en el período reciente. Encabezado por el SUTNA recuperado, la AGD-UBA, la seccional Haedo de la Unión Ferroviaria, Ademys y los ocho Suteba multicolores, el plenario reunió a las principales luchas del movimiento obrero. Junto a los luchadores y luchadoras del INTI y el hospital  Posadas, participaron compañeros de la directiva de Luz y Fuerza de Córdoba, en paro por tiempo indeterminado en defensa de su convenio y contra la privatización de la empresa de electricidad de la provincia; los compañeros de ATE Rio Turbio, desde la mina carbonífera que resiste el cierre y defiende la supervivencia de las localidades del Turbio y 28 de Noviembre, en Santa Cruz; participaron también los compañeros de la comisión interna de Aluar, en plan de lucha por el salario, y de la comisión interna de Télam, organizados en el Sipreba, que enfrenta un duro plan de ajuste en la agencia de noticias estatal; entre otras, como las del subte, Cresta Roja y muchas más. 

Participaron también el sindicato ceramista de Neuquén y Adosac, el sindicato docente santacruceño; la Unión de Trabajadores de la Salud, de Córdoba; la comisión interna del Hospital Italiano y la docencia de la Conadu Histórica y Amsafe Rosario. Los docentes neuquinos que vienen de romper el techo salarial tras cincuenta días de huelga, estuvieron representados por las comisiones directivas de las seccionales de Neuquén Capital, Plottier y Cutral Có y compañeros de la comisión directiva provincial. Enviaron sus adhesiones la comisión directiva del SUTE (docentes) de Mendoza, la comisión interna de Banco Provincia y el cuerpo de delegados de la línea 60, además de una gran presencia de activistas y delegados de la UTA. 

La lista de delegados y gremios representados en el plenario sería interminable. La clase obrera ha dado un gran paso con esta convocatoria.

Debate 

Tras los discursos de apertura, el trabajo se distribuyó en cinco comisiones –movimiento obrero, mujer y disidencias, trabajadores estatales, docentes y movimientos sociales y trabajadores precarizados– que discutieron y enriquecieron, con centenares de intervenciones, la propuesta de documento, consensuada entre las organizaciones convocantes. Entre las resoluciones, la primera y fundamental  es la de impulsar el paro nacional del próximo 25 de junio organizando acciones, cortes y actos en todo el país, y plantear la continuidad de la lucha mediante un nuevo paro de 36 horas con movilización a Plaza de Mayo.

Bajo las consignas centrales “Paro activo nacional y plan de lucha. Abajo el pacto Macri-FMI. Por una nueva dirección del movimiento obrero”, el borrador partía de una caracterización del gobierno y de la situación de los trabajadores. 

“Las consecuencias de la profundización de ajuste, tras el pacto Macri-FMI, las vemos ya: en la devaluación acelerada del peso que se traslada al aumento generalizado de los precios, golpeando el poder adquisitivo de nuestros salarios, en los tarifazos permanentes, en centenares de nuevos despidos, en una criminalización de la protesta obrera cada vez más acentuada (como se ve en la persecución a los luchadores del Subte, de Cresta Roja, del INTI o del Posadas) y en el incremento de la represión en todas sus formas: detenciones, persecución judicial, política y mediática a los luchadores. La intención de habilitar a las FFAA para la represión interna expresa el temor de un gobierno, debilitado y golpeado por su propio fracaso, a una nueva rebelión popular. Argentina es una expresión concentrada de la crisis capitalista mundial”.

Con respecto al paro de la CGT, el documento caracteriza que ésta “se vio obligada a llamar a esta medida por la presión creciente de las bases obreras, pero lo hace con el objetivo de descomprimir la bronca popular generalizada”.

“Hace falta un plan de lucha para derrotar al Gobierno: una respuesta obrera unificada y sostenida, que supere el colaboracionismo abierto de la CGT, las acciones testimoniales de las CTA, y la política de Moyano, los K de la Corriente Federal y el espacio del 21F, centrada en el voto en el 2019”, concluye. 

Uno de los puntos más debatidos fue la consigna del “paro activo y el plan de lucha”, dirigida a profundizar la rebelión popular que se expresó en las jornadas de diciembre contra la reforma previsional y más recientemente en la masiva movilización de las mujeres por la legalización del aborto. 

“Reivindicamos la independencia política de los trabajadores y proponemos estas medidas como parte de una salida obrera a la crisis a partir de una deliberación colectiva”, señala el programa aprobado en el plenario. Éste plantea, entre otros, la reapertura de paritarias sin techo, salario equivalente a la canasta familiar y la duplicación del salario mínimo, vital y móvil y de la jubilación mínima, con cláusula de actualización automática por inflación y la elección de paritarios electos con mandato de asamblea en cada gremio. La reposición de los aportes patronales rebajados en 1993 por el gobierno de Menem y Cavallo y el  82% móvil para todos los jubilados. La prohibición de los despidos y el reparto de las horas disponibles entre todos los trabajadores sin afectar el salario y la ocupación y la huelga en toda empresa que quiebre, cierre o despida masivamente. Por una nueva dirección combativa y antiburocrática del movimiento obrero basada en la democracia sindical y la independencia política de los trabajadores. Por la derogación de la Ley de Asociaciones Sindicales, que ampara el dominio de la burocracia.

La comisión de mujer y disidencias discutió todos los reclamos de la mujer trabajadora: igualdad salarial, extensión de las licencias por nacimiento y adopción de maternidad y paternidad, salas materno-paternales en los lugares de trabajo, día femenino y licencias por violencia de género. Las compañeras resolvieron reclamarles a todas las centrales obreras un paro nacional para cuando se trate en el Senado el proyecto de ley de aborto legal, seguro y gratuito que ya cuenta con media sanción de Diputados. 

El combativo movimiento docente, numerosamente representado en una comisión masiva, que incluyó a los estudiantes terciarios porteños que enfrentan la liquidación de sus institutos, votó impulsar especialmente la campaña por la nacionalización del sistema educativo y por la implementación de la Educación Sexual Integral en todos los niveles y rincones del país. 

La comisión de movimiento obrero, también enorme, ratificó el repudio a la Reforma Laboral y la extensión de la edad jubilatoria. En el debate, se incorporó la denuncia a la nueva reforma previsional que el gobierno trama contra los jubilados y el apoyo a las empresas recuperadas, golpeadas por la crisis. Los compañeros estatales debatieron la continuidad de la lucha contra los despidos y por la reincorporación y el apoyo a las luchas en curso, especialmente contra el cierre de los hospitales monovalentes de la Ciudad de Buenos Aires y el ataque al hospital El Cruce, de Florencio Varela. Los compañeros de los movimientos sociales ratificaron la política de frente único de ocupados y desocupados contra la miseria y los despidos y lanzaron el llamado a una jornada nacional de lucha para el 18 de julio. 

Plan de acción

1) Impulsar la masividad del paro nacional del próximo 25 de Junio - convocado por la CGT, con la adhesión de la CTA - organizando acciones, cortes y actos en todo el país, para expresar el repudio al gobierno, al FMI y a los Gobernadores y plantear la continuidad de la lucha mediante un nuevo paro de 36 horas con movilización a Plaza de Mayo.

2) Apoyar la jornada de lucha del 26 de Junio, en Puente Pueyrredón, en otro aniversario de los asesinatos de Kosteki y Santillán.

3) Realizar el Jueves 12 julio una jornada nacional de lucha y movilización por salario y trabajo,  promoviendo la  continuidad del plan de lucha con un nuevo paro general de 36 horas por todos los reclamos resueltos en el Plenario de Lanús. 

4) Organizar una concentración en la casa de Chubut por el triunfo de las luchas de los trabajadores de esa provincia.

5) Impulsar una movilización al Concejo de Salario Mínimo (o al ministerio de Trabajo), en reclamo de trabajo genuino, pase a planta de las cooperativas de trabajo, contra la precarización y por todas las reivindicaciones de las organizaciones sociales. 

6) Organizar plenarios - y mesas organizativas - provinciales y regionales que repliquen la mecánica de éste Plenario nacional del sindicalismo combativo, para impulsar las resoluciones y medidas de lucha zonales y preparar un nuevo plenario nacional hacia fines de año. 

7) Expresar la solidaridad con todas las luchas en curso en el país. Impulsar un plan de coordinación de acciones, que las unifique y potencie para contribuir a su victoria. 

8) ¡Aborto legal, ya! Promover acciones y campañas en todos los lugares de trabajo para profundizar la movilización de las mujeres y de todos los trabajadores hasta arrancar este derecho. Impulsar medidas de acción y la movilización nacional para volver a rodear el Congreso el día que se debata en el Senado. 

9) Repudiar todas las formas de persecución política, judicial y policial que el gobierno despliega para intentar disciplinar a la clase trabajadora, las juventudes y las mujeres. Exigimos el cese de la persecución y el desprocesamiento de todos los luchadores de las jornadas de diciembre. Por el juicio y castigo a los asesinos de Rafael Nahuel y Santiago Maldonado.  Libertad a Rodney Alvarez, activista obrero preso hace 7 años en Venezuela. Abajo el protocolo de seguridad. No a la intervención de la FFAA en la represión interna. ¡Fuera Bullrich! 

10) Dar continuidad a la mesa provisoria de coordinación del sindicalismo combativo que organizo el Plenario Nacional en Lanús, sumando a los nuevos sectores que coincidan con el plan de acción y el programa resuelto. 

Resoluciones del Plenario Nacional del Sindicalismo Combativo
 

Compartir

Comentarios