fbnoscript
27 de junio de 2018

“En Chubut necesitamos que el paro nacional de Ctera sea inmediato”

Dialogamos con Julieta Rusconi, delegada docente de Puerto Madryn, sobre la lucha paritaria y la represión sufrida el martes 26.
Por Tomás Eps @tomaseps

Tras la represión vivida ayer por los docentes chubutenses, en el marco de las discusiones paritarias con el gobierno de Mariano Arcioni, Prensa Obrera dialogó con Julieta Rusconi (delegada de la Asociación de Trabajadores de la Educación del Chubut) sobre la avanzada policial y cómo continúan la puja salarial y las medidas de lucha.

Julieta es docente de nivel secundario e integrante de la agrupación Fuerza Docente, de Puerto Madryn.

¿Cómo fue la represión ayer?

Cuando los delegados entraron a las 18 horas a la reunión paritaria en Casa de Gobierno, nosotros hicimos un bloqueo en una entrada de la Casa de Gobierno, porque ya ha pasado que en el medio de las reuniones se va un ministro y se cae la paritaria. Cuando prendemos unas gomas para hacer el piquete, vienen de un lado tres columnas de policías que querían apagar el fuego, y del otro lado aparece Infantería, que ya empezaba a reprimir. Empezaron a girar en U y acorralarnos contra el fuego, y ahí estaban a los bastonazos y los gases. Decían que no podíamos hacer los bloqueos, que no estábamos siendo pacíficos. Entonces lo que hicieron fue cerrar una esquina con Infantería, que empezó a avanzar con balas de goma al aire para armar otro vallado [además del que está en otra de las entradas de la Casa de Gobierno desde marzo]. También sacaron un grupo de canes, y le soltaron el perro a un vecino que había salido a repudiar la represión. Cuando los delegados se enteran de esta situación, frenan la reunión y exigen que se retiren los canes. Todo esto duró cerca de media hora. La segunda represión fue más breve: cuando terminó la reunión paritaria, a eso de las 12, salen los delegados y ahí vemos venir de nuevo filas de policías, que arrancaron de nuevo a los bastonazos. En el medio de todo esto, salió Federico Massoni, el secretario de Seguridad de la provincia, a decir que no había habido represión. Indignante. Así que quedó gente frente a la Casa de Gobierno en forma de protesta, de repudio de toda esta situación.

¿Cuál viene siendo el debate paritario y qué se discutió ayer?

La semana pasada nos habían ofrecido 1.500 pesos de un aumento no bonificable. Esos 1.500 en realidad iban a un adicional que nosotros ya veníamos cobrando, porque nos había quedado como parte de ese bono que arregló la CGT en 2016. Un bono que nunca pudimos blanquear, y que ellos siempre jugaron a “nosotros somos buenos y te lo dejamos”. Nosotros tenemos miedo de que nos lo conviertan en un ítem atado al presentismo, como el ítem aula de Mendoza; porque hoy le ponen un nombre y mañana lo cambian. Ante nuestro rechazo, ese mismo día nos habían ofrecido que, de esos $1500, en octubre 200 pasen al básico: eso implicaría entonces un aumento del 1,6%. El rechazo fue unánime. Ayer lo que ofreció el gobierno era aumentar $750 al básico en julio, y $250 más al básico en septiembre. La contraoferta de los tres gremios docentes –Atech, Sitraed y Sadop- fue un aumento de $1.500 al básico, con indexación trimestral y teniendo en cuenta el IPC [Índice de Precios al Consumidor] patagónico, que es un punto más sobre la inflación. De esto vamos a tener respuesta el jueves 28.

¿Cómo sigue la lucha?

Nosotros estamos en la octava semana de paro, que pasó de medidas progresivas en mayo a un paro por tiempo indeterminado. Ahora tenemos resuelto el paro en principio hasta el martes que viene. Además estamos con tomas a lo largo y ancho de la provincia, cada uno de las ciudades tiene una toma en algún edificio: en Madryn estamos en una sede administrativa, y en Rawson ocupando el Ministerio de Educación, así que estamos yendo constantemente de un lugar al otro. Y por supuesto hay piquetes y otras medidas en la calle, pero vienen siendo aisladas.

¿Por qué?

Acá, como el reclamo es de todos los trabajadores estatales, lo que se hizo desde los gremios fue crear -desde marzo- la Mesa de Unidad Sindical, que armó un petitorio de cinco puntos en que coinciden los reclamos de todos los sectores: pago escalonado de salarios, reorganización de la obra social, reinstauración del TEG [Transporte Escolar Gratuito], derogación y anulación de dos decretos provinciales de ajuste, apertura de paritarias. Entonces esta Mesa de Unidad Sindical convoca a un paro un día, por ejemplo, y es esa acción y no más. Ha habido medidas con mucho impacto, como el corte de ruta de 8 horas en Puerto Madryn, pero vienen siendo aisladas.

¿Qué rol viene jugando la Ctera?

En este conflicto, Ctera no dio muestras de nada. Dos semanas atrás vino la secretaria general de la gremial docente neuquina ATEN Capital, Angélica Lagunas, a traer un importante aporte del gremio al fondo de huelga de Chubut, y habló de que la Ctera aislaba a las provincias [en Neuquén, la docencia viene de una huelga triunfante de más de 40 días] y que era necesaria una acción nacional. Recién después de eso apareció la cúpula de Ctera a la semana siguiente, que se sacaron una foto y nada más. Hoy la Ctera convocó una reunión a las 9 y resolvió paro para el día 3. O sea que dilata los tiempos: nosotros no sabemos qué va a pasar de acá al 3. Estamos reclamando que haya un paro inmediato a nivel nacional.

En esta nota:

Compartir

Comentarios