fbnoscript
29 de junio de 2018

Ctera debe lanzar un plan de lucha nacional

El martes, todos al paro para que triunfen los docentes y estatales de Chubut

La lucha de los docentes y de los estatales de Chubut ya lleva dos meses. Los gobiernos pejotistas del fallecido Mario Das Neves y Mariano Arcioni, endeudaron y dejaron en defol a la provincia en función de garantizar los grandes negociados de los capitalistas locales. Ahora, Arcioni le quiere pasar el pago de la crisis a los trabajadores chubutenses, que desde hace ocho meses cobran salarios en cuotas y tienen las paritarias congeladas.


La represión del martes 26 de junio se produjo cuando los docentes chubutenses rodearon la Casa de Gobierno –en medio de una nueva reunión de una paritaria empiojada por los funcionarios- para evitar que el ministro responsable del área se fugara, como ya ha ocurrido otras veces, e hiciera “caer” la negociación salarial por enésima vez.
El gobierno macrista, ejecutor nacional del ajuste antiobrero, no dijo una palabra ante esta represión contra los trabajadores, que están agobiados por la quiebra de un provincia dirigida por el pejotismo.


Ctera: paro tardío para esconder su responsabilidad


La dirección de Ctera, luego de ocho meses de conflicto y dos de huelga,  emplazada por la indignación popular, convocó al paro del próximo martes 3 de julio bajo el lema “El límite es la represión” (Comunicado de Ctera).
El ajuste contra la población chubutense, el no pago de salarios, la anulación de hecho de las paritarias y la política de guerra contra todos los trabajadores de la provincia no han sido su preocupación, lo cual se expresa en el aislamiento completo de esta lucha de parte de Ctera. 


De esta forma, la burocracia sindical docente actúa por detrás de los acontecimientos, obligada por el repudio del conjunto de los trabajadores de la educación.


Así, la dirección yaskysta  aisló también a la enorme huelga de 2017 de los docentes de Santa Cruz (más de 100 días), o la de Buenos Aires (19),  también ese año. 


Por otro lado, no es cierto que su límite sea la represión. Tampoco paró Ctera cuando  la huelga de Tierra del Fuego del 2016, a pesar de la enorme represión sufrida por los docentes fueguinos de parte de la gobernadora Rosana Bertone. Tampoco cuando los docentes santacruceños fueron brutalmente reprimidos ese año por la gobernadora santacruceña Alicia Kirchner. 


Pero el aislamiento más pertinaz  fue el de la huelga de los docentes de Neuquén (¡43 días!), que tuvieron que superar a la dirección provincial del secretario general Marcelo Guagliardo, que boicoteó el plan de lucha desde el inicio. 
Las asambleas masivas de las seccionales combativas multicolores de Atén, las marchas, la huelga semanal renovada por asamblea, la ocupación de edificios que llevaron a cabo los docentes neuquinos terminaron quebrando al gobierno del MPN y conquistaron la indexación del salario por costo de vida, todo un éxito.


Chubut, Neuquén, Buenos Aires, Santa Cruz, Santa Fe y las huelgas arrancadas por los sindicatos antiburocráticos marcan el camino y el método para obtener los reclamos docentes.


Ctera debe convocar a un plan de lucha nacional con paros activos progresivos. Los docentes de Chubut están en la ruta de la triunfante huelga neuquina. ¿Ctera volverá a darles la espalda?


¿Sonia Alesso y Roberto Baradel necesitan más avallasamientos contra los docentes para llegar a su límite?
Los sindicatos combativos y antiburocráticos de la docencia –que en un número importante han sido partícipes del Plenario Nacional del Sindicalismo Combativo de Lanús- emplazamos a la burocracia ceterista a que desarrolle plenarios de delegados con mandato en todas las provincias y a poner en pie un plan de lucha nacional, con paros activos hasta la huelga general, que permita el triunfo de la huelga indeterminada de Chubut. 


El triunfo de Chubut será un gran golpe al plan de guerra de Macri y los gobernadores contra el pueblo trabajador y al pacto Macri-FMI.


¡Viva la huelga chubutense!
¡Abajo la represión del gobernador Arcioni!
¡Paritarias sin techo y pago de los salarios adeudados!
¡Reapertura de las paritarias en todo el país! Por un aumento salarial del 30% indexado mensualmente por inflación.
¡En defensa de la educación pública, presa del ajuste del FMI-Macri y los gobernadores!
¡Fuera el FMI!
¡Paros nacionales activos de Ctera hasta quebrar el ajuste de un gobierno golpeado por la crisis y el repudio popular!
 

Compartir

Comentarios