fbnoscript
29 de junio de 2018

Corrientes: todo el apoyo a los textiles de Bella Vista

Por Luz

En el marco del paro nacional del 25, una multitudinaria movilización de trabajadores textiles acompañados por sus familias recorrió la ciudad de Bella Vista en Corrientes.  Es que la patronal no se contenta con los 8 despidos y 25 “retiros voluntarios”, ahora van por más. Ya han dado anuncio del próximo cierre por 15 días en julio, adelantando las vacaciones de los más de 400 trabajadores de la Alpargatas y en la textil de Monte Caseros anunciaron el pago del medio aguinaldo en 3 cuotas, sin interés por la inflación.

 
La AOT (Asociación Obrera Textil) se ha contentado por su parte, con organizar la movilización en Bella Vista en el marco de un paro que tenía, ya desde la CGT, un carácter dominguero. No aportó ningún plan de lucha con continuidad. Lo que está planteado es una movilización del conjunto del gremio textil para frenar los despidos. 

Todas las declaraciones de los dirigentes gremiales, apuntan a “comprender” la crisis que atraviesa la patronal. Es el caso del secretario general, Raúl Esquivel, quien resulta ser un buen entendedor de los despidos y los cierres de fábrica justificándolos como resultado de la apertura de las importaciones que sostiene el gobierno nacional. Con este planteo, patea la pelota a un apoyo al PJ para el 2019,  cuando la reforma laboral y el acuerdo con el FMI haya hecho estragos en el movimiento obrero.

Por el contrario, corresponde plantear la apertura de cuentas de toda la industria para comprobar cuál es la realidad de las ganancias actuales y acumuladas por las patronales. Muchas patronales tienen puestos los huevos en las dos canastas: frente a la crisis industrial, recurren a la importación como rubro suplementario, sumando a la burguesía nacional al carro de la “avalancha importadora”. Frente a esta situación, planteamos el control obrero de las importaciones textiles.

Mientras tanto, el diputado del PJ, Almirón, ha presentado tan solo un proyecto para que el Congreso “se exprese” acerca de los próximos 2000 despedidos textiles en la provincia. 

Los 40 despidos en Tenimbó, las vacaciones adelantadas en Goya, los listados de los próximos 200 despidos en Tipoití, y toda la lista de amenazas patronales,  deben poner en alerta a los trabajadores. Planteamos el reparto de las horas de trabajo sin afectar el salario y, fundamentalmente, la ocupación de toda fábrica que cierre o despida. 

Es necesario extender la movilización a toda la provincia mediante la realización de asambleas por sector y por fábrica, plenarios generales de trabajadores y un congreso de delegados de base de los Textiles y la Central, que impulse un plan de lucha contundente hasta ganar. 
    
Exigimos que se abran los libros de las empresas para poner sobre la mesa las ganancias suculentas que han tenido estas fábricas en la historia provincial. Por el control obrero de las importaciones.
Por un plan de desarrollo textil que ponga su producción al servicio de las necesidades populares: provisión de uniformes a estudiantes y docentes, vestimenta en general para las familias de bajos recursos que lo soliciten.
Ocupación de toda fábrica que pretenda despedir o cerrar.
Nacionalización y control obrero de la producción
Asamblea de delegados de base y congreso provincial de los trabajadores textiles.
Vayamos a un paro activo nacional por todas nuestras reivindicaciones.

En esta nota:

Compartir

Comentarios