fbnoscript
30 de junio de 2018

UTE-Ctera: un congreso administrativo de espaldas a la docencia

Por Pamela Peyrán y Lourdes Alfonso

El día miércoles se realizó el congreso ordinario anual del sindicato Unión de Trabajadores de la Educación (UTE). Pese a que el mismo fue convocado en momentos en los que los trabajadores sufrimos el impacto de las políticas de ajuste y el acuerdo con el FMI, el carácter del congreso fue de corte administrativo y ajeno a la docencia y sus reclamos.

En el documento de memoria se señala el rechazo del sindicato al decreto del techo salarial del corriente año 2018. Sin embargo, no hubo acciones que propendieran a organizar y promover la intervención de la docencia de conjunto en las calles por la lucha y defensa del salario. Más aún, fue esta dirección la que le regaló a Macri-Larreta-Acuña un comienzo ordenado de clases, maquillándose luego con medidas aisladas y de desmovilización de la docencia.

Está claro que no firmar la propuesta salarial del gobierno del 15% en cuotas es una impostura cuando no se asumen acciones que involucren al conjunto de la docencia, organizando el rechazo. Por el contrario, la conducción de UTE firmó un documento común, sin mandato alguno por parte de la docencia que avalara dicha firma, con los sectores que han firmado la miseria del techo salarial. Es decir, un frente gremial con los que avalan las reformas y el salario a la baja. Están a contramano de un verdadero plan de lucha.

El documento

El congreso ordinario, ajeno a la docencia, contó con un documento de corte netamente administrativo (entregado a la lista de oposición Multicolor con escasas 48hs antes de la realización del mismo), sin un planteo programático ni una perspectiva de política gremial hacia el 2018.

La UTE se aleja aún más de la base docente al convocar a un paro para el día 30 de julio sin que esto sea el resultado de una deliberación en las escuelas, sin promover asambleas ni instancia organizativa alguna. Es un paro luego del receso de invierno, pero sin fecha para un plenario que resuelva la inmediata continuidad. Aun así, debemos tomar con fuerza esa jornada y colocar un programa de acción y exigir la continuidad de un plan de lucha real sin dilaciones.

La congresal de Tribuna Docente en la lista Multicolor, a través de un volante, colocó estos problemas señalando que el camino para derrotar al gobierno lo marcan las jornadas masivas contra la reforma previsional del 14 y 18 de diciembre pasado, la lucha por la reincorporación y el posterior triunfo de los obreros de Río Turbio (que lograron la reinstalación de 174 despedidos), la huelga general de los docentes neuquinos, que son ejemplos de las enormes reservas de lucha del movimiento obrero que se abre paso para defender el salario y el trabajo. 

En este sentido, hemos señalado el enorme triunfo del movimiento de mujeres, la juventud y los trabajadores, que conquistó la media sanción del aborto legal. Sin embargo, el mismo sindicato que realizó un pañuelazo a instancias de la Multicolor, es el que se encerró ahora a cumplimentar un requerimiento administrativo divorciado de los problemas reales, y que de forma cínica colocó la asistencia al pañuelazo federal del 26 para que su congreso no durase más allá de dos horas. Cabe destacar que no se apersonó ninguno de ellos al pañuelazo ni a la radio abierta.
 
La lista Multicolor
 

Mientras la Celeste intentaba pasar lo más rápido posible el mal trago de su congreso administrativo, cuidando que no se expresen crisis a su interior y debatiendo de bueyes perdidos, la agrupación Simón Rodríguez se abstuvo en la votación del documento y se delimitó de las agrupaciones opositoras de la lista Multicolor, dejando planteado el concepto de que la dirección del sindicato no es tan mala y ha hecho cosas por los docentes. El abstencionismo oficia en este caso de aceptación de una política y la firma de un cheque en blanco a una dirección sindical que no va a mover un dedo por los intereses reales docentes.

Tribuna Docente propuso, como lo hace año a año, un documento con una memoria propia pero los congresales de la lista Marrón y naturalmente los de la agrupación Simón Rodríguez, una vez más, se negaron a presentarlo de forma común.

Llamamos a las agrupaciones de la oposición a reforzar la unidad programática, antiburocrática y de lucha para poner fin a una política sindical que se ha desacreditado por su propio peso con una perspectiva independiente de cualquier variante patronal.

Por un plenario abierto con mandatos de escuela de la docencia de la Capital de conjunto para golpear con un plan de lucha sostenido al gobierno ajustador, contra el pacto con el FMI, unificando al conjunto de la docencia porteña para deliberar un curso de acción acerca de:

- Reapertura de la mesa salarial
-Contra el techo salarial del 15%  constituido como una rebaja salarial.
-Abajo la UniCABA: Retiro inmediato del proyecto.
- No a la secundaria 2030.
-Defensa del Estatuto docente.
-No al acuerdo con el FMI.
-Educación sexual científica, laica y con perspectiva de género
Anticonceptivos para no abortar y aborto legal, seguro y gratuito para no morir
-Separación de la Iglesia del Estado

Pamela Peyrán (Congresal por la minoría de UTE) - Lourdes Alfonso (Minoría Ctera)

Tags: docentes, ute

Compartir

Comentarios