fbnoscript
5 de julio de 2018 | #1509

CTA Micheli: El clasismo se impuso en provincias y seccionales

Las elecciones en la CTA Autónoma de Micheli, el primero de los tres procesos electorales de una CTA despedazada, arrojaron como dato sobresaliente una gran elección del clasismo, que retuvo la conducción en Mendoza y Santa Cruz, ganó en Formosa (en una lista junto al sindicato autoconvocado docente) y en Eldorado, Misiones.

Las elecciones, realizadas el último jueves 28, se podrán convertir en el último vestigio de lo que fuera la CTA conducida por Pablo Micheli. Es que se trató de los comicios más vaciados y desprovistos de participación de sindicatos de base en toda su historia.

La crisis es terminal al punto de que los abanderados de la “unidad” pusieron en riesgo la misma realización de la elección. 

Una elección fraudulenta

Todas las irregularidades y anormalidades que hemos denunciado se corroboraron el día del comicio. Incluso aquellos pocos sindicatos que nutrieron la elección, lo hicieron a duras penas. En Tierra del Fuego, donde la conducción del Sutef, en manos de Horacio Catena, fue el único sector que participó, solamente hubo dos urnas para todo Ushuaia.

En el caso de Capital Federal, en donde la Verde y Blanca de ATE Capital decidió participar, no hubo urna en importantes dependencias como el Garrahan, el Ministerio de Educación o el Inti. A los auxiliares de educación los hacían votar en el Ministerio de Educación de la Ciudad, en horario laboral, aunque trabajaran en escuelas alejadas de ahí como las de Lugano o Soldati. El fraude del faltante de padrón denunciado por la Lista 3 se corroboró ese día, por ejemplo en el Inti, donde más de 200 compañeros afiliados no estaban en condiciones de votar.

En el caso de Neuquén, las urnas que recorrían las escuelas no tenían el padrón de los docentes correspondientes, sólo el padrón de los auxiliares de servicio, que en su mayoría son afiliados a ATE. 

En Bahía Blanca, donde Enrique Gandolfo decidió aliarse a sectores del kirchnerismo, quebrando la conducción combativa de esa CTA, recurrió a maniobras fraudulentas idénticas a las que desenvuelve la conducción histórica de esta central: sumó al padrón arbitrariamente a sectores que jamás fueron parte de la central y el padrón de Suteba -¡gremio del que es parte y del que es la actual conducción!- estaba desactualizado y en él faltaban candidatos de nuestra lista. Además, se agregaron 243 supuestos afiliados de Cicop horas antes de la elección.

La diferencia que marcó el clasismo se inscribe en la orientación estratégica en la cual está abocada la Coordinadora Sindical Clasista: para que los sindicatos y centrales sean órganos de lucha de los trabajadores, es necesario una nueva conducción en las CTA y en todo el movimiento obrero. 

El clasismo es lo que avanza: Santa Cruz - Mendoza

Lo distintivo surgió allí donde el clasismo impuso una organización de la elección que garantizó la democracia sindical, así como la organización de cada urna y en cada localidad. Es el caso de Mendoza, donde la combativa conducción revalidó su mandato y pavimentó el camino para la recuperación de ATE el año que viene, usurpada por el peón del gobernador Cornejo, Roberto Macho. El fuerte reagrupamiento de estatales y las muestras de apoyo a un retorno de Raquel Blas se hicieron presentes en cada urna.

También cabe destacar que en la provincia de Santa Cruz, la conducción combativa de la CTA de esa provincia, revalidó el mandato y ahora será conducida por Miguel del Plá. Las listas impulsadas por la CSC ganaron en las seccionales Centro, Norte y Río Turbio. En Formosa, la Lista 5 -que conformamos junto al sindicato autoconvocado docente- consagró a Fabián Servín, de Tribuna Docente, como secretario adjunto, y luego rotando como secretario general en los próximos dos años. Por último, en Eldorado, Misiones, la Lista 14 -que integramos con sectores combativos de la docencia y estatales- se consagró ganadora, llevando a Emiliano Descalzi, de Tribuna Estatal como secretario adjunto.

Las secretarías generales de Santa Cruz y Mendoza, las únicas seccionales opositoras al michelismo, serán ocupadas por importantes dirigentes de la Coordinadora Sindical Clasista. 

Estas importantes posiciones son la punta de lanza para un congreso de delegados de base para unificar la central y votar un plan de lucha que derrote los despidos y el ajuste, y lleve adelante la lucha por salario y condiciones de trabajo.

Compartir

Comentarios