fbnoscript
5 de julio de 2018 | #1509

CTA Mendoza: victoria y gran reagrupamiento estatal

CTA Mendoza: victoria y gran reagrupamiento estatal

Raquel Blas y Soledad Sosa, candidatas de la lista 3

Si algo caracterizó la campaña electoral de la CTA Autónoma fue el esfuerzo por desarrollar un programa y una movilización detrás de él. Esto tuvo expresiones en importantes asambleas, reuniones y recorridas de Raquel Blas y Soledad Sosa por hospitales y reparticiones judiciales. Muchos compañeros se sumaron a la campaña en sus lugares de trabajo y en las movilizaciones de la CTA Autónoma por la reapertura de paritarias y doble aguinaldo, así como en los paros y acciones comunes con otras centrales y sindicatos.

Raquel Blas encabeza nuevamente un proceso de reorganización de la base de los hospitales y áreas de salud. Las comisiones internas de dos de los tres grandes hospitales se han sumado a esta tarea, al igual que la combativa interna de la Municipalidad de Guaymallén, que con su secretario general, Pablo Barrera, y con Alberto Acosta vienen de paralizar los sectores obreros de la municipalidad con piquetes y asambleas.

Votaron en la elección alrededor de 1.500 compañeros, concentrados en el gran Mendoza (92%), con una participación marginal del sur y este provincial.

La Lista 3 provincial, un verdadero frente único de trabajadores que priorizaron la posición de clase y la lucha contra el ajuste, se alzó con una victoria aplastante del 93% de los votos. La base electoral se concentró esencialmente entre los estatales de la salud y los municipales de Guaymallén, así como en los judiciales, que si bien es un porcentaje menor al total de la CTA es un número significativo al padrón del gremio.

La candidatura de Raquel Blas jugó un papel destacadísimo en la elección, demostrando su gran ascendente sobre los combativos estatales mendocinos.

En todos estos elementos radica la importancia de la elección y el triunfo en la CTA Autónoma que para la prensa no pasó desapercibido.

“El regreso de una histórica dirigente al ruedo gremial: vuelve Raquel Blas”, “Raquel Blas vuelve al ruedo: ganó en la CTA Autónoma”, “Mendoza: paliza sindical o el retorno de Raquel Blas”, “Volvió Raquel”, fueron algunos de los titulares con los que los principales medios reflejaban la novedad.

Vamos por ATE

La Lista Naranja tomó la elección de CTA como el comienzo de la campaña por recuperar ATE, así fue entendido también por sectores marginales del peronismo que impulsaron la Lista 22 Verde-Blanca-Celeste (versión CTA de la Verde Blanca de ATE), con apoyo de la burocracia celeste de Sute y funcionarios de algunas municipalidades dirigidas por el PJ.

La disputa nunca existió por el escaso desarrollo entre las reparticiones estatales de la Verde-Blanca, que apostó sistemáticamente a inflar los padrones con punteros de los intendentes, padrones de UPCN y otros aventureros. El objetivo de este sector fue desautorizar a la Naranja y particularmente a su principal dirigente, Raquel Blas, de cara a la elección 2019 de ATE.

Es de destacar que el candidato a secretario general de la Verde-Blanca-Celeste es parte de En Marcha, el agrupamiento de Libres del Sur, Movimiento Evita y “Cachorro” Godoy, por lo cual no sorprende las similitudes en los ataques de Roberto Macho y este sector contra la lista Naranja y Raquel.

La Lista 3 desarrolló una política de frente único de clase, con los reclamos y necesidades como programa; la deliberación y asamblea como método. De esta forma, garantizamos la continuidad de una CTA clasista y repelimos todo intento de aparatear la elección con padrones truchos pero, por sobre todo, establecimos una sólida base militante, sin licencias ni viáticos, enfrentando la persecución del burócrata Roberto Macho y las autoridades provinciales, y conformando un poderoso agrupamiento que se prepara para recuperar ATE.

Un ATE de rodillas, subordinada al gobierno de Cornejo, o recuperar la tradición de combate de clase de ATE con la Naranja liderada por Raquel Blas es la batalla por delante.

Compartir

Comentarios