fbnoscript
12 de julio de 2018

No Docentes: por una asamblea general y plan de lucha por la reapertura de la paritaria

Frente al Congreso de la Fatun que no resolvió nada
Por Corresponsal

En la reunión del Consejo Superior del 27 de junio, Jorge Anro, secretario adjunto de la Fatun (federación de trabajadores no docentes) y secretario general de Apuba (gremio de la UBA) reivindicó el aumento del 15% en 4 cuotas para terminar de cobrar en diciembre que firmó en abril de este año, porque le parecía lógico. Frente a todos los pronósticos de inflación,  la Fatun y Apuba definieron firmar sin consultar a los trabajadores una rebaja salarial garantizada de antemano, incluso antes de la escalada inflacionaria y la devaluación del peso.  El propio gobierno de Macri en el pacto con el FMI reconoce una inflación para este año de hasta el 32%. Desde la Agrupación Bordó, advertimos desde un primer momento que el acuerdo de Anro nos dejaría como mínimo 10% por debajo de la inflación estimada.

Apuba informa ahora que en el Congreso de la Fatun del 4 al 6 de julio,  se pidió reapertura de paritarias, incluso encomendar a la Mesa Ejecutiva de la Fatun un plan de lucha, la “convocatoria al conjunto de la comunidad universitaria de nuestro país a una asamblea nacional para enfrentar el ajuste del gobierno” (cuando hace más de 20 años que en la UBA no hay asamblea general) y “conseguir una conducción firme y unificada de la CGT”.

Nada de lo votado en el Congreso de Fatun, sin embargo, tiene fecha de realización. Las necesidades de los trabajadores son ahora, no más adelante. Ahora suben las tarifas de servicios y los combustibles que están atados al precio del dólar, la comida, los alquileres y los coseguros de Dosuba, nuestra obra social.

Anro y la Fatun se apresuraron a firmar una paritaria sin luchar en abril, mientras los docentes neuquinos con una enorme huelga de más de 40 días consiguieron un aumento salarial del 25% y una indexación mensual automática atada al crecimiento de la inflación.  Ese es el camino que tenemos que seguir los trabajadores no docentes. No se puede seguir esperando más, mucho menos que se “unifique la CGT” del atrilazo, que se pronuncia contra que las obras sociales afronten la práctica del aborto legal.

Anro fue a pedir respaldo el 27 de junio en el Consejo Superior para una “larga lucha” que no existe. ¿Qué respaldo pueden ofrecer el Rector y los decanos del ajuste? ¡Ninguno!  Los docentes universitarios ya resolvieron un plan de lucha, con el no inicio de clases para el segundo cuatrimestre.  Junto a los docentes podemos iniciar una gran lucha por nuestros salarios.

Desde la Agrupación Bordó proponemos que se convoque inmediatamente una asamblea general para resolver un plan de lucha para reabrir la paritaria por un nuevo aumento del 30% con indexación mensual, la mejor forma de derrotar el ajuste del gobierno macrista y del FMI. Ahora es cuando.

Compartir

Comentarios