fbnoscript
19 de julio de 2018

ATE – Ministerio de Educación: buena elección de la oposición

La lista Verde-Roja-Negra-Naranja del Ministerio de Educación de la Nación, opositora a la actual conducción de la Verde-Blanca, obtuvo el 30% de los votos en la elección de Junta Interna y cuerpo de delegados de ATE.

El dato más sobresaliente de la elección fue la drástica reducción en la cantidad de afiliados que votaron, pasando de 416 hace un año y medio, a 297 en esta oportunidad. Ha quedado demostrado que los supuestos 750 afiliados y el crecimiento del sindicato era una farsa y que estamos frente a un proceso de achicamiento en la afiliación real. Esa reducción se explica fundamentalmente por dos motivos. 

En primer lugar, por el fraude escandaloso sobre el que se montó la elección. El adelantamiento electoral de más de cuatro meses y medio -que motivó el pedido de impugnación del acto eleccionario por parte de la lista opositora- tuvo por objetivo impedir que la oposición realizara, como se hizo en todas las anteriores elecciones, una campaña de afiliación en regla -explicando al conjunto de los trabajadores del ministerio la importancia de afiliarse para poder votar una lista que organice la lucha contra el ajuste. 

En segundo lugar, porque la Verde-Blanca está cada vez más aislada de la masa de los trabajadores del ministerio, como producto de la “paz social” que han sellado con la gestión en función de preservar sus privilegios. Hace más de 14 meses que no convocan siquiera a una asamblea general, ni hablar de medidas de lucha en el organismo. Todo esto en el medio de fuertes pérdidas de condiciones laborales, como las avanzadas en el control horario y en el uso de licencias, la instauración del presentismo, paritarias del 15% (contra una inflación de más del 30%), los recurrentes desbordes de las cloacas que llenan de materia fecal los pisos, etc.

Es por este motivo que la Verde-Blanca se negó a hacer lugar al pedido de la oposición ante la junta electoral para que se incorpore a todos los trabajadores no afiliados al padrón y que así sean todos los compañeros los que puedan elegir a sus delegados de edificio. Pero este rechazo no les impidió incluir en el padrón a todos aquellos que estuvieron afiliados anteriormente, pero que ya no cotizan o no trabajan en el ministerio desde hace 8 meses.

Estamos en presencia de una camarilla que no tiene problemas en recurrir al fraude y a acuerdos con el macrismo para preservar sus fueros gremiales, aunque ello conlleve a ir destruyendo poco a poco la organización gremial en el ministerio. Siguen al dedillo la política de Daniel Catalano de ATE-Capital, quien recientemente no tuvo problemas en halagar a Andrés Rodríguez, el mayor burócracta de UPCN. Aunque vale aclarar que si bien la lista se llama Verde-Blanca (al igual que la de Catalano), el secretario general de ATE-Educación en la última elección nacional de ATE fue parte del armado de la Verde de De Gennaro-Godoy, y que la lista del Ministerio de Educación también fue apoyada por el paritario nacional de ATE Flavio Vergara.

Con La Naranja apostaremos a continuar organizando, junto con el resto de la oposición, la lucha contra el ajuste, con asambleas sin distinción de afiliación gremial que preparen la lucha por el salario, contra los despidos y por la definitiva sanción de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

En esta nota:

Compartir

Comentarios