fbnoscript
| #1514

El Cromañón de Vidal

Movilizaciones de masas por la masacre de Moreno
El Cromañón de Vidal

Docentes movilizados tras la explosión en la escuela número 49

El Suteba informa en su página web que 786 escuelas -que afectan a 383.000 alumnos- están con sus clases suspendidas y bajo revisión de sus graves falencias de infraestructura. Y se queda corto. La movilización de docentes y padres en todos los distritos ha instaurado la emergencia edilicia provincial en los hechos y es una demostración del camino a seguir: la movilización directa de los docentes y del resto de los trabajadores, los padres de nuestros alumnos.

La gobernadora Vidal, que sigue sin dar la cara ante los docentes y padres, salió en un reportaje en Radio Mitre y TN -el boletín oficial del gobierno- mintiendo para exculparse de toda responsabilidad. Declaró no tener informe alguno sobre la escuela 49 de Moreno, cuando hubo ocho denuncias, todas en el Consejo Escolar de ese distrito, que depende de la Dirección General de Cultura y Educación, que dirige Sánchez Zinny y que, además, estaba intervenido directamente por él.

Mintió y ocultó porque es norma todos los años la discusión de las plantas funcionales de todas las escuelas (presididas por cada secretario de Inspección de cada distrito, los representantes sindicales, el inspector responsable de cada área educativa, los directores de todas las escuelas y los representantes de cada Consejo Escolar), en las que se establecen también todos los problemas edilicios.
Durante dos años y medio no realizaron relevamiento alguno del estado edilicio calamitoso denunciado desde 2014 por parte del diputado Guillermo Kane, del FIT-PO.

Y mintió, además, porque los Tribunales de Clasificación Centrales, presididos por el viceministro de Educación, Sergio Siciliano, tienen entre sus funciones justamente “analizar y dictaminar en materia de plantas orgánico-funcionales de servicios educativos” (Estatuto del Docente). Este es el funcionario que declaró que la responsabilidad de la explosión de la escuela 49 fue de la misma víctima, la vicedirectora Sandra, por haber habilitado la apertura de la escuela. Un verdadero miserable.

Pero falta todavía lo esencial: el negociado de la patria contratista de las escuelas, que tercerizan las tareas con personal precarizado y sin recursos, y sobrefacturan cifras astronómicas. A la cabeza de esta corruptela estaba directamente el director de Infraestructura, Mateo Nicholson, que fue separado porque lo agarraron in fragantti con un sobreprecio de 20 millones de pesos en la construcción de 79 cocinas.

Retomar el plan de lucha

El Suteba convocó a reuniones de delegados, pero evitó plantear en ellas ningún plan de acción. La conformación de comités de crisis -con los mismos funcionarios distritales responsables de haber dado la espalda a las denuncias de las escuelas- pinta la maniobra de contención de la bronca popular.

La voluntad de lucha de la docencia y de la comunidad educativa se probó en movilizaciones multitudinarias; sin embargo, el Frente de Unidad Docente, no se apoya en la energía de docentes, estudiantes y padres, prefiere reiterar la política de cartas a los funcionarios que denuncia.

Reclamamos asambleas abiertas y plenarios de delegados de escuela con mandato de todos los gremios del FUDB, retomar inmediatamente el plan de lucha con paros progresivos y la convocatoria ya a una gran marcha a la ciudad de La Plata, a la Gobernación, para quebrar el ajuste de Vidal, imponer el juicio político y la renuncia de todo el gabinete educativo.

Indudablemente, la explosión de la cuestión edilicia a partir de la masacre de Moreno se enlaza con la lucha salarial y el empantanamiento de la paritaria, paralizada mediante una conciliación obligatoria trucha, ya desafiada por el paro masivo de la docencia bonaerense. A ese proceso se sumaron las movilizaciones de miles y miles en Moreno y en todos los distritos por las muertes de Sandra y Rubén, verdaderos crímenes de Estado, por la responsabilidad integral de una política.

Vidal tiene su propio Cromañón en el mismo momento que anuncia un recorte de 25 mil millones de pesos en el Presupuesto provincial, colocando la cuota parte del ajuste fiscal en la provincia al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Ha quedado claro que el ajuste que ya sufre la educación la pagan los trabajadores y estudiantes. Se abre un período de lucha por una partida de emergencia bajo control de trabajadores de la educación y comisiones de padres, y la exigencia de la triplicación del presupuesto educativo para torcer el plan de liquidación de la educación pública.

El Partido Obrero reclama la renuncia del ministro Sánchez Zinny y lleva adelante el planteo de juicio político a Vidal, como parte integral de la lucha de la docencia por sus salarios, condiciones laborales y por el conjunto de la demandas de la educación pública que ha emergido ante este Cromañón de Vidal. Está por delante la votación del Presupuesto de ajuste 2019 en la Legislatura. Se abre una lucha por su rechazo, junto con los reclamos de todos los trabajadores de la provincia.
 

Compartir

Comentarios