fbnoscript
10 de agosto de 2018

Moreno: las escuelas públicas son bombas de tiempo

Por Corresponsal

A partir de las resoluciones de los directivos autoconvocados de suspender las clases, pidiendo que se certifique que cada una de las escuelas está habilitada, a la gobernadora Vidal no le quedó otra que enviar inspectores de gas. Pero esto fue también una medida desesperada para tratar de impedir la suspensión de las clases. Hasta ahora solamente se están revisando las instalaciones de gas y no las de electricidad o de agua o infraestructura. 

Casi la totalidad de las escuelas públicas de Moreno hasta ahora revisadas tiene instalaciones de gas con terribles pérdidas en las cañerías. Esto demuestra lo que hace años venimos denunciando, que no hay condiciones de seguridad mínimas para albergar a alumnos, docentes o auxiliares. 

Los resultados hasta ahora son contundentes. Las escuelas están en condiciones deplorables y desastrosas, producto del vaciamiento de los gobiernos de turno. Casi el 100% de las instituciones públicas tienen pérdidas en las cañerías internas o externas, estufas en mal estado o directamente no funcionan, hay conexiones de las garrafas sin mantenimiento y hasta ubicadas en lugares inapropiados, y hay casos donde directamente hay pérdidas en los medidores de gas, lo que es un terrible riesgo por posibles explosiones. El colmo de todo es que muchas escuelas todavía no fueron inspeccionadas pero solamente como medida urgente les cortaron el gas. 

Desde Tribuna Docente exigimos justicia por Sandra y Rubén, un plan de lucha en defensa de la educación y de las condiciones laborales y salariales docentes. Vidal y Sánchez Zinny (director general de Escuelas) son responsables. Sánchez Zinny debe renunciar ya.
 

En esta nota:

Compartir

Comentarios