fbnoscript
12 de agosto de 2018

La dirección de Conadu habla de “profundizar las medidas” pero levanta el paro

Rebelión en sus gremios de base y lucha política en la asamblea de Adulp (UNLP).

En la Asamblea convocada en la UNLP para debatir el mandato al Plenario de Secretarios Generales de CONADU se impuso por pocos votos la decisión tomada de antemano por la dirección de allanarse a la presión del gobierno y levantar las medidas ante la convocatoria a la paritaria el lunes 13.

La conducción de CONADU y ADULP hicieron la “gran Baradel”, a pesar del mayor acatamiento que estaba teniendo la medida comparada con paros anteriores. Un docente señaló, correctamente, que el “no inicio” en castellano significa paro por tiempo indeterminado. Cabe aclarar que la encuesta que hizo CONADU –a diferencia de la de CONADU H, que decía que la longitud de la medida se iba a resolver en un Congreso–, no especificaba nada al respecto y los docentes votaron en el plebiscito con esa convicción (paro indeterminado).

Fue unánime la opinión además de que el reclamo del 25% debía ser actualizado al 30% (inflación que estima el propio gobierno). Sin embargo el Plenario de CONADU mantuvo el reclamo en el 25%, en una clara señal de que busca “achicar” diferencias para cerrar el conflicto. Pero sólo en lo que va del año perdimos ya el 13% contra la inflación, a lo que hay que sumar los 8 puntos perdidos en el 2017. Más de un 20% en año y medio.

La Asamblea fue una gran instancia de clarificación para muchos docentes (incluso delegados alineados con la Azul) que se “sorprendieron” ante la decisión de levantar e ir a la negociación sin paro, y votaron con la oposición la continuidad hasta una nueva Asamblea. Para reacomodarse la Azul modificó su posición inicial e incorporó a su moción parar el lunes para movilizar a la paritaria, y convocó de urgencia docentes que llegaron después de las 20hs (la asamblea se convocó a las 17) sólo para votar el levantamiento sin participar del debate.

La CONADU Histórica resolvió continuar una semana. Siete gremios de la CONADU –sobre 25– fueron con ese mandato al Plenario, y resolvieron continuar el paro en sus universidades a pesar del levantamiento de CONADU. Conclusión: 32 universidades nacionales paran la semana del 13 al 18, una clara mayoría; y entre ellas, las más grandes, excepto La Plata.

En la UNLP llamamos a parar y marchar el lunes al Ministerio. A pesar de que no lo resolvió la CONADU, ADULP mantuvo el paro del lunes. Proponemos multiplicar las asambleas conjuntas con los estudiantes como las que ya hay convocadas en Ingeniería y Exactas. Agronomía, Naturales, Medicina y Veterinaria hicieron un abrazo la semana del paro. Ingeniería lo tiene programado para este miércoles, y se propone sumar a las unidades académicas cercanas.

Hay que superar el bloqueo de la dirección kirchnerista, estrechamente vinculada a las gestiones, masificando las instancias de deliberación y resolución, y reclamando un Congreso Nacional de delegados electos y mandatados por asambleas. Estas direcciones defienden la gobernabilidad de Macri, y utilizan los reclamos populares para arrimar agua al molino pejotista de cara al 2019.

CONADU amenaza con una semana de paro (del 21 al 24) si no hay propuesta en la paritaria que se pueda considerar. Aunque no se especifica que es lo que se podría considerar, la tregua como se ve es precaria.

El martes 14, con el resultado de la paritaria sobre la mesa, que será una nueva burla, vamos al Plenario de Delegados a defender el salario y el plan de lucha.

En esta nota:

Compartir

Comentarios