fbnoscript

CTA Autónoma Capital: La elección de una conducción en retroceso

En una elección vaciada, en la que la conducción se negó a cambiar la fecha que coincidía con la votación del proyecto de aborto legal, la Multicolor sacó un 90% y 92% en las urnas de Ademys y AGD y ganó en los sectores de ATE Garrahan, Hacienda, Acumar-Vivienda, Dir Gral de Protección del Trabajo, Incaa y Educación de la Nación. En el Ministerio de Trabajo no hubo urna en sede porque Triaca dio asueto.

Los que administran la franquicia de la CTA-Autónoma en Capital y dicen ser “la central que crece en la Ciudad”, sólo pudieron exhibir su debilidad, empezando por el hecho de que la participación fue de un escaso 10% del padrón.

Pero lo más importante es que quedó en evidencia que gremios enteros que agrupan grandes concentraciones de trabajadores de la ciudad no participaron ni por asomo de la elección y, por ende, son completamente ajenas a la CTA-A. Hablamos de telefónicos, subte, judiciales, aeronáuticos, alimentación, portuarios, recolectores de residuos y la lista sigue etc. Los 104 votos del Sindicato Bancario, con un 25% para la Multicolor, muestra la marginalidad absoluta de ese sindicato paralelo, en la ciudad que tiene la mayor concentración de bancarios del país. Lo mismo vale para el Sindicato Gastronómico donde, según sus propios guarismos en una urna sin fiscales opositores, habrían votado 140 personas, todas a la Lista 1.

La política de fundar sindicatos paralelos, característica de la CTA, escondió el planteo de fondo de no buscar un enfrentamiento con la burocracia sindical, sino de crear nuevas burocracias que vayan conviviendo con las ya existentes. Por el contrario, la CSC-PO desarrolló en los sindicatos realmente existentes agrupaciones opositoras, que van creciendo en la pelea contra la burocracia, como en judiciales, alimentación, telefónicos, subte, costureros, municipales, etc. Los sindicatos que sí tuvieron un desarrollo, como Ademys y AGD, lo hicieron con la política contraria a la CTA-A, basándose en asambleas generales y convocando a planes de lucha reales frente al inmovilismo de los otros sindicatos del sector.

En el caso de ATE, el retroceso de la Verde en los últimos años fue arrasador. La Verde-Blanca logró arrebatarles la conducción de la seccional en 2015 y la diáspora entre distintas facciones de la Verde crece día a día. En los sectores donde más votos sacaron, como Pensiones o el Moyano, estamos en presencia de dirigentes que son kirchneristas confesos, por un lado, o simples patoteros, que nada tiene que envidiarle a la burocracia de Sutecba, por el otro.

A nivel de votos, la conducción se alzó con 10.642, frente a 1.582 de la oposición que obtuvo un

15%. Estos resultados, en el marco de una elección montada sobre padrones inflados mediante la afiliación directa y donde la oposición no pudo fiscalizar la mayor parte de las urnas por estar abocada a la convocatoria de la movilización por el aborto. A esto se suma que los docentes universitarios ni siquiera habían iniciado las clases por los paros y que Ademys estaba en el medio de un paro de 48 hs.

Un 30% de los votos de la Lista 1 fueron aportados por comedores populares y bachilleratos populares vinculados a la conducción de la CTA-Capital.

En ATE, más allá de las urnas ganadas por la oposición, hubo importantes votaciones de la oposición a destacar.

Los 84 votos en el INTI (30%), muestra que la patronal fracasó en su intento de borrar al clasismo del mapa y que se mantiene una pujante agrupación opositora.

En el Garrahan, el actual Secretario General de ATE, Gustavo Lerer del PCO (Partido de la Causa Obrera), llamó a votar en blanco, en lo que es el colmo del sectarismo. La elección terminó 91 votos a la multicolor y 39 en blanco, mostrando el aislamiento al que lo está conduciendo su política.

Hubo importantes votaciones a la multicolor que superaron el 30% de los votos en Enacom, Ministerio de Defensa, Salud, Cultura, Hospital Milstein, CNEA e INDEC.

En el caso del Sindicato de Vigiladores, donde el secretario gremial fue parte de la multicolor, la elección salió 49 para la lista 1 contra 27 para la lista 6.

Con la Coordinadora Sindical Clasista-PO seguiremos construyendo agrupamientos clasistas en todos los sindicatos y desarrollando el planteo que agitamos en la elección, un congreso de delegados con mandato de asamblea de las CTAs y todos los sindicatos, para poner en pie un plan de lucha contra el ajuste de Macri, los gobernadores y el FMI.

 

Tags: cta-autonoma

Compartir

Comentarios