fbnoscript
13 de agosto de 2018

Paro de 96 horas contra despidos en el Ministerio de Agroindustria

Por Corresponsal
Naranja de Agroindustria

La asamblea de trabajadores de la sede de Agroindustria votó un paro de 96 horas contra los aproximadamente 600 despidos que el ministro Luis Etchevehere prepara para los próximos días.

Según lo anunciado por el coordinador de la Secretaría de Agricultura Familiar (SAF) de San Juan, el proyecto del gobierno es despedir a la mitad de los trabajadores de esa área ahora y la otra mitad a fin de año. Pero los despidos no abarcarían sólo a esa Secretaría, sino que repercutirían en todo el organismo, según los informes que se filtraron por directores y coordinadores del Ministerio. Estos nuevos despidos se suman a los más de 500 que ya se ejecutaron desde 2016 a la fecha.

El cierre de la SAF viene vinculado a la eliminación del monotributo social, una medida que deja aún más desamparados a miles de campesinos que tienen sus parcelas de tierra como uno de sus elementos de supervivencia.

Mientras lanza este feroz ajuste contra estatales y campesinos, Etchevehere continúa mes a mes con la rebaja de retenciones a la exportación de soja, favoreciendo a lo más concentrado del capital agrario.

Frente a este escenario, la Junta Interna de la sede de ATE – Agroindustria, dirigida por la Verde-Blanca, realizó una asamblea que votó un paro de 96 horas y un pedido de audiencia con el ministro. Además se votaron representantes para ir a esa reunión.

En el resto del país, el cuerpo de delegados de la Secretaría de Agricultura Familiar -del que participan delegados de la Verde, independientes y de agrupaciones de oposición de ATE- tiene votado para mañana un paro en el marco del cual se realizarán asambleas en cada establecimiento.

Tribuna Estatal repartió hoy a la mañana un volante en la sede que planteaba que para frenar los despidos se debía cambiar la orientación con la que la Junta Interna había llevado adelante el conflicto de abril pasado, cuando hubo 330 desvinculaciones. En esa oportunidad, más allá de alguna medida aislada, la Interna buscó de todas las maneras posibles evitar un conflicto al interior del ministerio, casi no convocó a asambleas y sostuvo que no había que realizar medidas de lucha adentro. Su estrategia fue planchar el conflicto para negociar con el ministro un puñado de reincorporaciones.

ATE Nacional, dirigido por la Verde, tampoco se jugó a desarrollar el conflicto anterior, dejando aislada la pelea de SAF y permitiendo así que se vaya desgranando la lucha.

Distinta fue la actitud que tuvieron los autoconvocados, quienes desarrollaron varias asambleas y abrazos al ministerio que mantuvieron viva la pelea por la reincorporación de todos los compañeros.

Para dar un paso adelante debemos unificar la pelea de los trabajadores de Agroindustria de todo el país y mantener la organización mediante asambleas que definan el rumbo a seguir. Tenemos fresco el ejemplo de los trabajadores de Télam y el Inti, que ocuparon sus lugares de trabajo contra los despidos y convocaron a masivas movilizaciones y cortes de calle que lograron colocar al conflicto en la agenda nacional.

En Agroindustria no sobra nadie.

Compartir

Comentarios