fbnoscript
15 de agosto de 2018

Las falsas promesas de UPCN

Sin novedades de la reapertura de paritarias anunciada por Andrés Rodríguez para principios de agosto. Los estatales necesitamos que sea inmediata, para frenar los despidos y recomponer el salario.

En un comunicado firmado el 12 de julio, el sindicato estatal UPCN anunció con bombos y platillos que había firmado un acta acuerdo con el gobierno nacional para reabrir la paritaria en la primera semana de agosto “en la búsqueda de un nuevo acuerdo complementario al vigente”.

Entrada ya la tercera semana de agosto, no hubo novedades de la reapertura y tampoco un anuncio por parte de UPCN de las razones de su demora. Incluso esa supuesta acta-acuerdo que dicen haber firmado nunca fue publicada. Estamos ante una estafa monumental por parte de los que dicen que “mejor que prometer es realizar”.

UPCN, en el medio de la corrida bancaria de mayo que derivó en una nueva devaluación de la moneda y en una profundización de la escalada inflacionaria, no tuvo empacho en firmar una paritaria por el 15% en 3 cómodas cuotas, en momentos en que el propio gobierno decía que esa pauta estaba dinamitada por la crisis económica. Una pauta que en el conformado es aún menor, toda vez que la cifra del repudiado presentismo ni siquiera se actualizó.

La firma del 15% se produjo, incluso, en días en que el gobierno lanzaba un decreto que habilitaba a reabrir discusiones paritarias en el sector privado por un 5% más y algunos sindicatos ya firmaban el 25%.

Para peor, la última paritaria planteaba el cese de los despidos por 60 días en la administración pública nacional -plazo que venció el 5 de agosto y que el gobierno incumplió con los despidos en Telam. El tema de una cláusula anti-despidos vuelve a estar más presente que nunca, al estar anunciadas nuevas bajas de contratos en la Secretaría de Agricultura Familiar y el Ministerio de Agroindustria.

Los estatales nacionales necesitamos una urgente re-apertura de paritarias que discuta una actualización salarial por encima de la inflación, que hoy se calcula en el 32%, y una cláusula que prohíba los despidos en el Estado.

Esta tarea, que debería ser llevada adelante por nuestros sindicatos, no es tomada tampoco por las conducciones de ATE. La Verde de ATE-Nacional sólo tiene en su radar una folclórica marcha para el lejano día en que el gobierno presente el Presupuesto 2019. La Verde-Blanca de ATE-Capital, también piensa en el 2019, sólo que asistiendo a los actos de Unidad Ciudadana, los cuales están plagados de los funcionarios que nos sometieron a una brutal precarización laboral durante el gobierno anterior.

Los estatales necesitamos recomponer el gremio por la base, mediante plenarios de delegados con mandatos de asambleas que discutan planes de lucha reales por nuestras reivindicaciones.

Basta de despidos. Reincorporación de todos los compañeros.

Pase a planta de todos los precarizados.

Aumento salarial del 35%.

Incorporación del presentismo al básico.

 

 

Compartir

Comentarios