fbnoscript
16 de agosto de 2018 | #1515

Se profundiza el paro de la docencia universitaria

Se profundiza el paro de la docencia universitaria

Secretaria general AGD-UBA

Al finalizar la reunión paritaria, realizada esta semana, los centenares de docentes universitarios, convocados por AGD-UBA, Adunlu (Luján) y Adulp (La Plata), que hicieron el aguante frente al Ministerio de Educación, estaban indignados. No era para menos. Las tres horas largas que duró la reunión en el ministerio constituyeron una nueva provocación del gobierno del FMI: de ofrecer el 15% que había sido rechazado, ahora pasaron a 10,8 %, ¡incluyendo el 5% ya cobrado en mayo! Como reguero de pólvora, el estupor y la bronca se extendieron por todas las redes de docentes.

Luego de meses sin convocar a mesa de negociación salarial, la enorme huelga de  190.000 docentes universitarios durante la semana pasada arrancó la convocatoria para este lunes 20 a la tarde. Pero los funcionarios de Finocchiaro no dan puntada sin hilo: condicionaron la reunión a que los gremios no estuvieran en huelga, reclamo que fue escuchado por todas las federaciones burocráticas, que suspendieron las medidas para esta semana. La excepción fue Conadu Histórica, que resolvió desoír esa exigencia aprobando en su congreso por unanimidad mantener el no inicio.

Además del fuerte paro, otro ejemplo de la voluntad de lucha de la docencia se vio en las universidades de Quilmes y la Jauretche, donde se movilizaron, en una verdadera pueblada, 5.000 y 7.000 personas, respectivamente, en defensa de nuestros reclamos y de la universidad estatal.

La maniobra quedó hoy bien clara. El ministerio se apresuró a intentar desarmar un gran paro en todas las universidades porque iba en ascenso día tras día, objetivo que hizo mella en quienes ahora deberán explicar frente a sus bases la obediencia al ministerio del gobierno macrista.

Pero para Conadu, la federación K, ya no fue gratuito el levantamiento. Siete de sus sindicatos de base, entre ellos Rosario, Córdoba, Río Cuarto, Mar del Plata, resolvieron no acatar el levantamiento y mantener la huelga, abriendo una brecha importante en esa federación que mira hacia 2019, mientras los salarios retroceden y el ajuste en las universidades avanza. Ahora, con el resultado negativo de la paritaria, no han tenido más remedio que convocar a parar toda la semana próxima.

Como expresamos los compañeros de la Multicolor en el último congreso de la Conadu Histórica, para ganarle a un gobierno que pretende hundir a la clase obrera, a la salud y la educación, mientras protege y aumenta los beneficios capitalistas, tenemos que fortalecer nuestro plan de acción. Nada conseguiremos subordinándonos ni a las maniobras del gobierno ni a propuestas dilatorias. La organización de los docentes y el frente único con los que luchan es el camino para conquistar el 30% de aumento, indexación automática, salario para los docentes ad honorem y la defensa del presupuesto para sostener la universidad estatal y gratuita.         

Compartir

Comentarios