fbnoscript
16 de agosto de 2018 | #1515

Elecciones en la CTA Yasky: El 6 de septiembre votá a la Lista 6 Multicolor

Por una central dispuesta a luchar contra Macri-Vidal y los gobernadores
Por Corresponsal
Coordinadora Sindical Clasista
Elecciones en la CTA Yasky: El 6 de septiembre votá a la Lista 6 Multicolor

Christian Paletti (Subte); Daniel Rapanelli (sec. gral. Suteba Ensenada); Lourdes Alfonso (opsición UTE)

Sindicatos, dirigentes y agrupaciones antiburocráticas hemos puesto en pie una gran lista para enfrentar a la directiva de Yasky, encabezada por Daniel Rapanelli, secretario general del Suteba Ensenada, como candidato a secretario general a nivel nacional, acompañado por Andrea Lanzette, Ariel Iglesias, Marina Alonso y Alfredo Cáceres, dirigentes de los Suteba multicolores, y Daniela Vergara, de Amsafe-Rosario. En Capital encabezan Claudio Dellecarbonara y Christian Paletti, del Subte; y en Buenos Aires, Graciela Calderón, del Suteba Matanza, y Juan Carlos Moya, del Suteba Quilmes. La Multicolor se presentó también en Río Negro, Santa Fe, Córdoba, Mendoza, Tucumán y decenas de juntas regionales y locales de la provincia de Buenos Aires.

Del otro lado, la Lista 10 de la burocracia celeste está encabezada por Hugo Yasky, secundado por el entregador de los trabajadores estatales de la Ciudad de Buenos Aires, Daniel Catalano, de ATE Verde-Blanca; Roberto Pianelli, del Subte, de reciente visita por Roma para entrevistarse con el Papa, a días del ataque al derecho al aborto, y en el lugar número 12, Pedro Wasiejko, expulsado del Sutna por la Lista Negra antiburocrática, encabezada por Alejandro Crespo. Roberto Baradel encabeza en provincia de Buenos Aires y Eduardo López en Capital, responsable de la política de connivencia de UTE con el régimen macrista desde hace más de una década.

Son los que en nombre de “la unidad” han entregado las grandes luchas de todo el año: la reforma previsional, los despidos de a miles en el empleo público; adaptados a la burocracia de la CGT, boicotearon la continuidad del paro nacional y le quitaron el cuerpo a la lucha histórica por el aborto legal, en defensa de sus lazos con la Iglesia y el Papa.

El contexto de la elección

El gobierno de Macri-Vidal atraviesa la peor crisis desde su asunción: fuga de capitales, disparada del dólar, caída de la Bolsa, nuevas devaluaciones, parate de la industria, imposibilidad de cumplir las metas del pacto con el FMI, parálisis de la obra pública en medio del escándalo de los negociados de CFK y de Macri, etc.

El gobierno macrista, como única salida, se dispone a profundizar el ataque contra el movimiento obrero. A esta política se han plegado todos los sectores del pejotismo y la Iglesia, que ha cobrado sus servicios de contención social con el alineamiento de la mayoría de los senadores de todos los bloques del Senado, que votaron contra el aborto legal.

Contener la reacción popular que resulta de la explosividad del ajuste es la tarea sucia de la burocracia sindical. Esto vale para la CGT, pero también para todas las variantes de la CTA, incluida la encabezada por Hugo Yasky.

La CTA Yasky bloquea toda lucha contra el gobierno

El gobierno de Vidal hoy está entre la espada y la pared, como consecuencia de la rebelión educativa que emergió luego de la explosión de la Escuela 49 del distrito de Moreno, escenario del crimen contra la clase obrera que fueron las muertes de Sandra y de Rubén. Docentes, auxiliares de escuela, padres y estudiantes han salido de a miles a la calle. El Suteba de Baradel, sin embargo, hace lo imposible para evitar un plan de lucha que unifique esta rebelión educativa y quiebre el ajuste de Vidal.

En la Ciudad de Buenos Aires, es la misma dirección K que en el Subte ha abandonado todo plan de lucha para quebrar el ajuste de Rodríguez Larreta y el ataque contra la organización sindical de los trabajadores de Metrovías.

Esta CTA, pilar del bloque del 21F con Hugo Moyano, remarca la inviabilidad de luchar contra un gobierno al que pinta indestructible, y nos manda a “votar bien” en 2019 al kirchnersimo, sostén en el Parlamento y en las provincias de la misma política de ajuste antiobrero.
Por una nueva dirección en la CTA, clasista, antiburocrática, de lucha y con perspectiva de género, el 6 de setiembre votá por la Lista 6 Multicolor.

Compartir

Comentarios