fbnoscript
16 de agosto de 2018

Elecciones de la CTA Autónoma: conquistamos la minoría en Rosario

Por Lucho Cáceres
Sec. Adjunto de Amsafe Rosario

Con 792 votos (20%) obtenidos en la regional Rosario,  desde la Lista 6-Multicolor hemos conquistado la minoría en Junta Ejecutiva, un revisor de cuentas y 7 congresales provinciales, de los cuales cinco pertenecen a la CSC (Coordinadora Sindical Clasista).

Sin embargo en un proceso electoral que tuvo enormes irregularidades, con las urnas o falta de urnas, con padrones super-inflados, etc, el reconocimiento de estas conquistas será el resultado de una nueva batalla política con el oficialismo de la Lista 7-1.

Como ocurrió a nivel nacional la participación en estas elecciones fue extremadamente baja, lo que pone de relieve el vaciamiento actual de la Central. De un padrón provincial infladísimo de 79.000 afiliados sólo votaron 6.151 (7,8%). En la regional Rosario (que incluye el cordón, Carcarañá y Casilda) y que cuenta con casi la mitad de los afiliados (33.100) sólo votaron unos 4.000 (12%).

La baja participación en la elección se explica además por la orientación de la actual conducción que se jugó a que pase desapercibida, en función de evadir un debate y un balance del derrotero de una central que se convirtió en un sello ajeno a las luchas de los trabajadores. La negativa a cambiar la fecha de la elección para que no coincida con la histórica jornada de lucha por el aborto legal, seguro y gratuito es una clara muestra de esto, y de sus vínculos con la Iglesia oscurantista.

Nuestra elección y lo que viene

En el marco de una elección de la que la mayoría de los afiliados no estaban enterados, el voto de la Multicolor se destacó dentro de las reparticiones estatales en el Hospital Baigorria (donde sacamos 54 votos de 66) y en Fabricaciones Militares, donde conquistamos 23 votos sobre 105, en lo que es un bastión histórico de la Verde que ha tenido una política vacilante y de aislamiento ante la reciente ola de despidos.

En docentes, se destaca el reciente trabajo de Tribuna Docente en las escuelas de Villa Gobernador Gálvez, en las que hemos sacado una buena votación.

Sobre esta base, desde la CSC nos preparamos para la próxima batalla política de cara a las elecciones de la CTA de los Trabajadores, el 6 de septiembre. Una central dirigida por el yaskismo que se subordinó durante doce años al gobierno kirchnerista y que deja pasar el ajuste actual, subordinando las luchas obreras a las elecciones del 2019, garantizando la gobernabilidad del macrismo.

Ante la división a la que han llevado estas direcciones a la CTA (¡hoy existen 3 CTA!), planteamos un programa de reclamos y de independencia política y un método basado en las asambleas y en un congreso de delegados de base que permita una lucha unificada de todos los trabajadores. Nos planteamos unificar desde abajo, lo que han dividido desde arriba.

A los paros aislados le oponemos la continuidad con un paro activo de 36 hs y un plan de lucha.

A los despidos masivos planteamos que hay que enfrentarlos con la ocupación de los lugares de trabajo y un verdadero plan de lucha de los sindicatos y las centrales sindicales.

Vayamos por la reapertura de las paritarias, en defensa del salario y por condiciones edilicias y de trabajo.

Desde la CSC, nos preparamos a fondo para desarrollar esta perspectiva.

En esta nota:

Compartir

Comentarios