fbnoscript
17 de agosto de 2018

La lucha de Agroindustria en Misiones

Contra la amenaza de cierre de la Secretaría de Agricultura Familiar y los despidos, en un ministerio gobernado por los patrones del campo.
Por Karina Gutkowski
Técnica de Agricultura Familiar de Eldorado y Piray

Los trabajadores y las trabajadoras de la Secretaría de Agricultura Familiar del Ministerio de Agroindustria nos encontramos frente a una nueva ola de despidos y del rumor del cierre definitivo de las oficinas a finales del 2018.

En sintonía con la medida de fuerza realizada en Buenos Aires en la sede del ministerio, en la ciudad misionera de Posadas nos movilizamos y llevamos adelante la ocupación de la oficina central de la Secretaría, denunciando públicamente el ajuste sobre nuestro sector.

El vaciamiento de la Secretaría de Agricultura Familiar viene avanzando desde hace años, como lo hemos estado denunciando los trabajadores agremiados en ATE. Primero recortando todos los recursos para su funcionamiento, luego con medidas de ajuste sobre los productores -quitándoles posibilidades de acceso a la jubilación, a la salud y a la comercialización- y como intensificación de esa política de ajuste también están avanzando con despidos injustificados, que se incrementan exponencialmente en Misiones en el 2018.

En estos días se echó a correr que el ministro Luis Miguel Etchevehere avanzaría con 1.200 despidos y una reestructuración que implique el cierre de la Secretaría de Agricultura Familiar. El nuevo embate patronal de Etchevehere, Santiago Hardie (actual titular de la secretaría) y Jerónimo Lagier (coordinador del área en Misiones) nos encuentra en medio de la lucha por la reincorporación de los compañeros despedidos en el mes de abril.

En Misiones, los despidos y amenaza de cierre afectan con fuerza a las mujeres de las chacras, a quienes viven en el anonimato social, en las colonias, lejos y sin acceso a los servicios básicos, sufriendo el doble la crisis que pasa nuestro pueblo trabajador.

Los despidos no pueden ser combatidos con estados de “alerta y movilización”, paros aislados y “diálogo”. Es necesario que enfrentemos este ataque con acciones unitarias decididas en asambleas de trabajadores y un plan de lucha.

Por eso desde Tribuna Estatal, llamamos a realizar una urgente deliberación en donde se discuta la ocupación efectiva de todo edificio público que despida trabajadores y a boicotear el funcionamiento de los mismos.

Urge poner en pie una nueva dirección en los sindicatos y construir la perspectiva de un congreso del movimiento obrero para unificar la lucha de nuestra clase y enfrentar la guerra contra el movimiento obrero desatada por el gobierno.

En esta nota:

Compartir

Comentarios