fbnoscript
23 de agosto de 2018 | #1516

Tucumán: Fuerte apoyo y participación estudiantil en la lucha docente

Transitando la tercera semana de huelga, el acatamiento al paro en la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) supera el 80% y en algunas escuelas experimentales es del 100%. No sólo crece la adhesión docente sino también el apoyo estudiantil.

En facultades que, en el pasado, fueron remisas a sumarse a la lucha, esta vez se incorporaron. Las autoridades de la UNT y la mayoría de los decanos organizaron un abrazo al Rectorado. Es claro que el ajuste presupuestario no sólo afectó a los salarios de los docentes sino también los fondos que permiten el funcionamiento elemental de las casas de estudios. En esa convocatoria, la docencia agrupada en Adiunt intervino de manera independiente con sus propios reclamos y también denuncias a las propias autoridades que, a la hora de los bifes, no dudan cuando hay que hacer algún ajuste o desconocer los derechos conquistados por la docencia. El rector García, a la par de reclamar más presupuesto, no perdió la oportunidad para atacar la lucha docente, planteando que “se necesitan más abrazos y menos paros”.

La inquietud también recorre a los no docentes donde a la dirigencia se les hace cada vez más difícil contener a los trabajadores con una paritaria que ya ha sido superada por la inflación.

Con todo este marco, es preciso destacar el protagonismo creciente del movimiento estudiantil, que ya fue destacado en las grandes jornadas de lucha por la legalización del aborto y que ahora se han incorporado a la lucha en unidad con la docencia. Así, el pasado jueves 16, en una marcha de antorchas se logró reunir a alrededor de 1.500 personas, de las cuales 800 eran estudiantes universitarios, 200 de las escuelas experimentales de la UNT y también un número importante de estudiantes secundarios de la escuela Normal, que sin ser dependientes de la UNT se solidarizaron con la lucha. Los secundarios están teniendo un rol organizador y convocante de las actividades, lo que permitió que al inicio de la huelga se realicen asambleas masivas junto a los docentes.

Muy distinto es el caso de la Federación Universitaria, la cual, a través de su presidente, salió cínicamente a declarar que apoyan los reclamos pero no los paros, viejo cliché para justificar el carnereaje y la provocación a la docencia. Por eso, la intervención del estudiantado universitario se está organizando por medio de autoconvocatorias, como es el caso de Letras en la Facultad de Filo, o Teatro en Artes.

Se ha creado el marco para impulsar una coordinadora estudiantil de lucha, que apoyada en asamblea y extendida a universitarios de la UNT y la UTN y secundarios de las Experimentales de la UNT y de otras, como la Normal, se unifiquen para superar el bloqueo de la Franja y la JUP que dirigen la FUT. Y, a la vez, marcando un rumbo para todos los secundarios y terciarios de la provincia que también están sufriendo el ajuste educativo.

Compartir