fbnoscript
23 de agosto de 2018 | #1516

Movilización contra los despidos en Fabricaciones Militares

En Villa María y Río Tercero
Movilización contra los despidos en Fabricaciones Militares

El gobierno pretende imponer más de cien despidos

El gobierno nacional pretende imponer 59 despidos en Fabricaciones Militares de Río Tercero y 42 en Villa María, en donde ya son 70 los despedidos en los últimos ocho meses. Las cesantías son la continuidad de una política de precarización y vaciamiento, y cierre de esta rama industrial: el cierre de la planta de Azul (Fanazul) es un caso testigo. 

En la mañana del 18, los trabajadores de la planta de Río Tercero ocuparon el directorio de la empresa, desde donde llamaron a una marcha multitudinaria para la noche. “Tomamos la dirección, porque acaban de entrar los gendarmes (…) la Gendarmería viene directamente para reprimirnos… Necesitamos el apoyo de toda la ciudad”. De este modo, los delegados llamaban a defender las fuentes de trabajo y a rechazar a la Gendarmería como respuesta política. Por la noche, más de 2 mil personas marcharon por el centro de la ciudad. La clase obrera muestra predisposición a enfrentar ahora los despidos. 

Damián Albornoz, secretario de ATE, declaró a Prensa Obrera: “Este gobierno no tiene ninguna intención de reactivar la fábrica (…)

Vamos a movilizar a Buenos Aires a sede Central. Son despidos nefastos, al ser contratados no tenemos ni la indemnización. Detrás de esto se viene un decreto de necesidad y urgencia para privatizar Fabricaciones Militares. Es la misma política que tienen con Epec a nivel provincial, con el Astillero Río Santiago, con Yacimientos Carboníferos Río Turbio”.

La noticia de nuevos despidos también conmueve a Villa María. Una convocatoria, encabezada por trabajadores de Fabricaciones Militares, prácticamente sitió el Concejo Deliberante que realizaba una sesión especial. Los concejales del bloque del PJ realizaron un discurso tribunero y de compromiso, en tanto que varios concejales ligados al gobierno nacional faltaron a la cita.

Debemos terminar de convertir todas estas luchas en una causa popular. La CGT provincial debe convocar al paro activo, contra los despidos en Fabricaciones Militares, por el salario, en defensa del convenio colectivo de Luz y Fuerza, y por una Epec estatal y única; éste es el camino para derrotar el ajuste en curso. La lucha es ahora.

Compartir

Comentarios