fbnoscript
13 de septiembre de 2018 | #1519

Conadu Histórica: Fuerte elección de la Multicolor

Conadu Histórica: Fuerte elección de la Multicolor

La Multicolor obtuvo sus 29 congresales en 13 sindicatos de base y sus respectivas universidades

Con el 33,21%, la Multicolor, un frente de izquierdas liderado por la Naranja/PO, con Antonio Roselló a la cabeza, e integrado también por Rompiendo Cadenas, el MST y la Lista Roja (un agrupamiento de izquierda aliado a la Naranja en el sindicato universitario de Luján) obtuvo 27 de los 99 congresales que determinarán el próximo 14 de octubre la nueva dirección de la Federación. Una gran elección.

Desde el vamos buscamos dejar bien claro que la Multi representa una línea clasista, antiburocrática y combativa, de clara delimitación y denuncia de las burocracias sindicales, y que se pronuncia por la independencia política de los partidos del régimen, de los rectorados y sus gestiones. Varios de los candidatos integramos la lista, también Multicolor, encabezada por Ileana Celotto (Naranja/PO), que se presentó el mes anterior en las elecciones de la CTA-A Perón. Al mismo tiempo, todas las fuerzas que constituimos la Multicolor somos parte del Plenario Sindical Combativo de Lanús y defendemos su programa estratégico por una salida de los trabajadores a la crisis capitalista. En la campaña hemos denunciado el ajuste del gobierno nacional, los gobernadores y el FMI, tal cual lo formula el Plenario de Lanús.

La otra lista, “Unidad de la docencia de las universidades nacionales” también es un frente, pero en este caso de los que se postulan para el trencito 2019. Encabezado por Luis Tiscornia (PCR) y seguido por Claudia Baigorria (deggenarista), ambos parte del armado de “En Marcha”, este frente centroizquierdista-K agrupa también a Patria Grande, kirchneristas y radicales.

Toda la campaña electoral coincidió con “el no inicio” que fue creciendo y potenciándose desde la primera semana. La propia elección se dio durante la quinta semana de huelga de la Conadu Histórica, luego de la inmensa marcha nacional que sacó a las calles a más de 500 mil personas en defensa de la universidad pública y en apoyo al reclamo docente y, en el marco de una irrupción del movimiento estudiantil que ocupó facultades y colegios preuniversitarios, haciendo suyo el reclamo de los docentes. Los votación en todos los sindicatos de base de la Histórica, del 4 al 6, comenzó al día siguiente de recibida la propuesta del gobierno y que determinó el operativo levantamiento por parte de las burocracias sindicales.

Con todas las universidades nacionales “prendidas fuego”, la campaña contra la huelga reunió en una santa alianza para intentar hundirla a rectorados, gobierno y su ministerio, la Franja Morada y sus variantes, y a las corrientes burocráticas de la docencia universitaria.

Los sindicatos encabezados por candidatos de la Multicolor fuimos los que batallamos frente al resto de la Conadu Histórica y a todas las otras federaciones para llevar la gran marcha a Plaza de Mayo. Repudiamos también el acuerdo con la FUA, que puso a una dirigente de Franja Morada -los mismos que militan para quebrar las tomas de las facultades-, arriba del escenario en Plaza de Mayo. El frente “antitoma y antihuelga” se volcó con todo también en la propia elección de Conadu Histórica, pulseando para que la federación no cayera en manos de los “extremistas” de la huelga”.

En este cuadro, la elección de la Multicolor enfrentó tanto al operativo antihuelga como a quienes integran las distintas variantes de un gran frente, subordinado a los K, de salida electoral para 2019, lo que implica dejar pasar hoy el ajuste. Pero, además, es una lavada de cara a los gobernadores que se dicen opositores, pero que implementan el plan de guerra a rajatablas, como a todos los acuerdos estratégicos del PJ, el PS y PJ con Cambiemos, sosteniendo que hay que enfrentar a Macri, subordinándose al conjunto de los partidos que han gobernado el país y que hoy gobiernan las provincias y las universidades.

En algunas universidades, la campaña contra nuestra lista fue feroz. Es el caso de Tucumán y San Luis, donde aparecieron afiches con la cara de dos principales dirigentes denunciándolos como “personas no gratas”. En Tucumán tuvimos que enfrentar una campaña macartista encabezada con el lema de “fuera los trotskistas de la universidad”, que no recibió ningún rechazo por parte del PCR, cabeza de la lista 1 en esa universidad.

La Multicolor obtuvo sus 29 congresales en 13 sindicatos de base y sus respectivas universidades. Ganamos las elecciones en la UBA (65,24%), San Luis, Entre Ríos y Misiones. Mantuvimos posiciones en Luján, Sur, San Juan y Tucumán, a pesar de un retroceso en la votación, donde la campaña hizo mella en un sector más despolitizado. También la Multicolor conquistó minorías en Centro, Jujuy, Nordeste, Santa Cruz y Salta, en los tres últimos con un joven reagrupamiento a partir del trabajo del PO.

Sobre la base de estos resultados, le corresponderán a la Multicolor dos secretarías en la futura conducción, que serán la base de la organización de la docencia universitaria contra el régimen del FMI y los rectores. Desde la Naranja, nuestra intervención estará dirigida a fortalecer un nucleamiento clasista para disputar con los que pretenden subordinar la lucha docente al callejón sin salida de 2019 y superar a las burocracias sindicales que entregan las paritarias y la lucha universitaria. La elección de la Multicolor es un punto de apoyo formidable para la enorme lucha social y política que espera a todo el movimiento obrero.

Compartir

Comentarios