fbnoscript

Ocupación y triunfo de los trabajadores del astillero

Revés para el plan de vaciamiento de Vidal: el gobierno entregará los insumos para seguir trabajando y se abre una mesa de negociación para discutir los descuentos.

Con una masiva ocupación de la fábrica, con la gerencia adentro, los trabajadores de Astilleros Río Santiago lograron un primer triunfo importantísimo, conquistando la firma de un acta dónde se comprometen a proveer los insumos necesarios (gas, oxígeno) para terminar los trabajos en curso y una reunión para el día lunes con los ministros de Trabajo y Economía para reveer los descuentos por paros, el premio por eficiencia y las vacaciones.         

Solo un día después de la jornada de piquetes en el marco del paro nacional de ATE, en la que los trabajadores del Astillero fueron protagonistas en el corte de la Autopista La Plata-Bs As y en el acto frente a la Legislatura, ante la falta de respuesta y las provocaciones tanto de Vidal como el Interventor Daniel Capdevila, el Cuerpo de Delegados impulsó la ocupación y forzaron una reunión donde finalmente se firmaron los puntos exigidos.

“Unidad de los trabajadores, y al que no le gusta se jode”, cantaron las centenares de personas congregadas afuera de la fábrica para acompañar la ocupación, junto a los partidos de izquierda y la combativa seccional Ensenada de Suteba, cuando un referente de los trabajadores anunció este resultado –que caracterizó como un “primer paso”- y destacó que “sin el apoyo de toda la sociedad, de los compañeros de adentro, no hubiésemos logrado todo lo que se logró”. La lucha de los obreros del ARS es vivida como una causa popular en la región, y la masividad del apoyo echó para atrás cualquier intento de desalojo represivo. Esa situación forzó -con la mediación de una fiscal- la firma del acta con los compromisos, lo que fue celebrado por la multitud que cantó durante horas. Entre los cantos se escuchó fuerte "que se vayan todos!".

Se trata de un golpe a la política de vaciamiento y el lock out que el gobierno de Vidal viene llevando adelante, para arremeter con miles de despidos. Los constructores de barcos han hecho frente con su lucha a una escalada de ataques y provocaciones por parte del macrismo, desde las declaraciones del presidente de que había que “dinamitar” el Astillero, pasando por los mentirosos “informes” de su operador mediático Jorge Lanata, hasta la furibunda y premeditada represión desplegada por la Bonarense el 21 de agosto, contra los miles de obreros que reclamaban frente a la gobernación por descuentos salariales de hasta 10 mil pesos por cuatro o cinco meses y la suspensión de una reunión paritaria preacordada.

Acta firmada por los trabajadores y el gobierno.

El método de la ocupación, con sus extraordinarios resultados, es un contraste con todos aquellos conflictos por vaciamiento donde las direcciones de los gremios se niegan a ocupar (incluido el propio ATE). Fue arrancado por presión de un colectivo obrero que está​ firme en la defensa de su fuente laboral, cuando Vidal ha intentado hacer del ARS un caso testigo para barrer con más conquistas de los trabajadores del Estado. Ahora es el puesto del interventor Capdevila el que pende de un hilo, mientras sigue la lucha por la paritaria y la reactivación de la fábrica.

Este balance debe servir para trazar un rumbo. Se impone la convocatoria a un nuevo plenario regional de delegados por un parazo activo de 36 horas el 24 y 25. Previo a ello, confluirán todos los estatales y docentes en una movilización a la Gobernación que se haría el 19 o 20.

La creciente deliberación en el seno de la fábrica, en las asambleas de sector y en la asamblea general, es la expresión de una imponente experiencia que está haciendo el movimiento obrero. Esta primera conquista contra la Intervención vaciadora y el gobierno ajustador de Vidal pone de manifiesto una conclusión fundamental: podemos derrotar el plan de guerra contra los trabajadores. Ganemos la calle con un paro activo el 24 y 25.

 

Compartir

Comentarios