fbnoscript
20 de septiembre de 2018 | #1520

Golpeamos duro y el gobierno cedió, vamos por más

Nueva jornada del plan lucha del Polo Obrero y un frente de organizaciones piqueteras

Desde un extremo a otro del país, una enorme movilización de desocupados volvió a ganar las calles, las rutas y los centros del poder político: en el Chaco, Corrientes y Misiones, en Salta, Tucumán y Entre Ríos, en Córdoba, Neuquén, Mendoza y San Juan, en Mar del Plata y San Nicolás, y hasta un heroico grupo de compañeros bajo la nieve de Ushuaia. Y, por supuesto, miles y miles de compañeros en la Capital en la consolidación de un frente único con el MTR, MAR, Cuba-MTR, Votamos Luchar y una decena más de organizaciones de luchadores que dieron continuidad al plan de lucha que venimos realizando para que se abran los programas sociales y se dupliquen los montos de las asignaciones sociales como un paliativo a la desesperante situación que viven millones de trabajadores literalmente arrojados a la indigencia con la brutal devaluación y la espiral inflacionaria.

Es que la situación no para de agravarse y el debate del nuevo presupuesto ratifica un rumbo antiobrero y de ajuste aún más profundo que los trabajadores estamos enfrentando.

La enorme jornada impactó en un gobierno débil que no resiste una lucha a fondo. Desde temprano, el temor oficial a una permanencia y un escenario de cientos de carpas en la principal arteria de la Ciudad, provocó que arrancáramos un ingreso importante de nuevos compañeros a los programas sociales, un aumento de alimentos para los comedores y el compromiso de frescos para las ollas populares que no paran de crecer.

De todas maneras, es claro que son sólo paliativos y que es necesario ir por más. En ese sentido, fue importante la conclusión de todas las organizaciones, al finalizar la jornada frente a la Casa de la Provincia, y la experiencia de miles de nuevos compañeros, que es que la lucha rinde frutos.

Es indispensable que, como viene insistiendo el Polo Obrero mediante una carta abierta y pedidos de reunión, todas las organizaciones sociales, de desocupados y piqueteras nos unamos en un frente único y discutamos un plan de lucha para arrancar el aumento, la apertura irrestricta de los programas y el trabajo genuino que necesitamos.  

Ahora el Polo Obrero pone la mira en el paro nacional, los piquetes para garantizarlo y la movilización del clasismo, para impulsar un plan de lucha que derrote el ajuste de Macri, el FMI y los gobernadores. El 29, al acto del Partido Obrero por una alternativa política al derrumbe capitalista.

Compartir

Comentarios