fbnoscript
17 de octubre de 2018

Astillero Río Santiago: una paritaria clave

Por Corresponsal

El gobierno bonaerense postergó la reunión paritaria del Astillero Río Santiago (ARS), prevista para el martes 16. Este nuevo ataque contra sus trabajadores se produce en la misma semana del paro provincial de ATE, que tendrá lugar el jueves 18 contra la oferta de ajuste de Vidal al conjunto de los estatales.

El nuevo ataque llega después de que se difundiera la foto de un depósito de mil millones de pesos en la cuenta personal del interventor Daniel Capdevila, designado por María Eugenia Vidal para "ordenar" la empresa. Los trabajadores presentaron una denuncia a la justicia, exigiendo una investigación ante la presunción de un ilícito en perjuicio del ARS. A este affaire se suma la designación de unos 25 "ñoquis amarillos", que le cuestan al Astillero dos millones de pesos mensuales. Como anticipo de lo que se venía, también quedó suspendida la reunión de la mesa técnica salarial; que era doblemente importante porque debía considerar los descuentos no devueltos de las vacaciones y el no pago del premio a la eficiencia, que atentan contra acuerdos incorporados al convenio colectivo de trabajo. A su vez, hay trascendidos de nuevos ataques a ítems del convenio.

Vidal se ha aplicado a cerrar acuerdos salariales por debajo de la inflación. Cuenta para ello con el respaldo de la Iglesia: el Obispado de La Plata organizó días atrás una reunión “por la paz social”, para aceitar la complicidad de las direcciones sindicales con estas paritarias de ajuste. El gobierno ofreció a los gremios estatales un 11% desde octubre, sin cláusula de revisión salarial, para llegar a un 30% en cuotas dibujado y mentiroso (contra un 45% de inflación en el año), y replicó la propuesta a los gremios docentes –amenazando, en caso de rechazo, con consolidar la oferta por decreto.

No está claro qué va a ofertar el gobierno al astillero,  máxime cuando lleva a la larga la convocatoria a paritaria. Los trabajadores tienen los salarios congelados desde el año pasado; sólo les depositaron 15.000 pesos en dos tandas como anticipo de futuros aumentos. Vidal explota sin dudas el antecedente del acta de “paz social” firmada hasta fin de noviembre. Lo que es seguro es que Macri y Vidal quieren sitiar por hambre a los trabajadores: no abandonan su declarada pretensión de "dinamitar" al ARS. En este marco, circulan supuestos planes de retiros voluntarios. Por eso distintos sectores del astillero votaron reclamos que van del 40 al 47% de incremento para hacer frente al congelamiento salarial. Las asambleas por sector han puesto en alerta las maniobras de la Intervención, que avanza con las quitas salariales y ofensivas sobre otros ítems del Convenio: si las quitas salariales prosperaran, el aumento para el ARS -posiblemente en cuotas- será otro dibujo a la baja.

A pesar de todos estos indicios a la vista, y sin que se haya votado un mandato o un porcentaje de aumento para la paritaria, la conducción de ATE Ensenada desalienta la asamblea general. Tampoco existe una convocatoria a movilizar a la paritaria, como es tradición en el astillero. En la misma tónica que la dirección de ATE Ensenada están las agrupaciones firmantes del acta de paz social que no promueven la deliberación y mandato de los compañeros. El kirchnerismo y sus socios (como el concejal del Frente Renovador y ex secretario general de ATE en ARS, Vicente “Pachuli” Ignomiriello) se han llamado a silencio sobre esta cuestión clave.

La asamblea general se vuelve imprescindible, porque tiene que organizar el paro convocado por ATE Provincia para el jueves 18 y una acción conjunta y movilización contra el ajuste de salarios. En su agenda también está la jornada del 24, que debe ser con paro y movilización para rechazar activamente el Presupuesto 2019 de Macri y el FMI; como denunció la agrupación Tribuna del Astillero, este presupuesto escrito con la pluma de Lagarde anticipa nuevas embestidas contra los puestos de trabajo y contra la reactivación del astillero estatal.

Defendamos la asamblea general para votar el mandato a la paritaria. Aumento acorde al costo de vida ajustado por inflación, retroactivo y sin cuotas. Devolución de los descuentos y defensa del Convenio Colectivo de Trabajo. Que se incorporen los 3300 trabajadores a la nómina del presupuesto provincial, garantizando los puestos de trabajo. Fondo de emergencia para la reactivación del Astillero Río Santiago.

Compartir