fbnoscript
1 de noviembre de 2018 | #1526

No Docentes: Contundente triunfo del clasismo en Sociales-UBA

Elecciones de Comisión Interna
Por Marcelo Bornand
Delegado Apuba

El Frente de Recuperación Gremial (encabezado por la Agrupación Bordó, junto a la René Salamanca e independientes) se alzó de manera contundente con el triunfo en las elecciones de Comisión Interna de Apuba de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, obteniendo el 58% de los votos. De esta forma, el compañero Juan Diez, militante del PO, fue reelecto delegado general por el período 2018-2020, consolidando diez años de construcción gremial clasista y antiburocrática.

En oposición a nuestro frente se presentaron dos listas. Los intentos de diversos funcionarios, apadrinando a distintos sectores no docentes para conformar una lista común, fracasaron, en gran parte debido a la crisis de la propia gestión de la facultad, encabezada por la decana kirchnerista Carolina Mera en una alianza con la UES (PJ) y Franja Morada (Cambiemos).

En segundo lugar, con un 29% se ubicó la Lista 26, referenciada en la directiva del sindicato e integrada casi exclusivamente por militantes kirchneristas, pero que contó con el apoyo del sector radical de la gestión. En último lugar, con el 13%, se ubicó la Lista 17, vinculada con la UES, agrupación que dirigía el Centro de Estudiantes hasta la semana pasada y cuyos principales dirigentes participaron en distintas agresiones físicas a estudiantes, docentes y no docentes, y debieron renunciar a sus cargos en la gestión luego de un histórico paro no docente. Izquierda Socialista, que venía militando junto a los sectores vinculados con la UES, decidió a último momento retirarse de la Lista 17 y no participó en las elecciones ni llamó a votar por la lista del clasismo.

Este triunfo se dio en el contexto de distintas medidas de lucha de los trabajadores no docentes contra los ataques de la gestión de la decana Mera a las conquistas obtenidas durante una década de comisión interna clasista. Y significa, sin lugar a dudas, un reforzamiento de las posiciones de los trabajadores para las luchas que vendrán.

La campaña de nuestra lista se centró en destacar que sólo con los métodos del clasismo, es decir, confrontando con los funcionarios del ajuste y realizando asambleas periódicas que discuten y votan medidas de acción directa y manteniendo independencia respecto a la burocracia de Apuba -que firma paritarias a la baja, destruye nuestra obra social y se integra por completo al Rectorado junto a Cambiemos-, los trabajadores podremos defender nuestras conquistas y avanzar en nuevas reivindicaciones.
Esta posición gremial defendida y consolidada estará al servicio de la lucha de la clase trabajadora contra el ajuste de Macri, el FMI y los gobernadores.

Compartir