fbnoscript
5 de noviembre de 2018

Ramallo: muere un obrero en la empresa Fiplasto

En la madrugada del domingo 4 de noviembre murió atrapado por una cinta transportadora que estaba limpiando en la fábrica de muebles Fiplasto, planta Ramallo, el obrero Sergio Moyano.

En esa cinta trabajan habitualmente dos operarios, uno arriba en una plataforma, donde pica la madera y otro abajo que le abastece los palos. Hace unos meses hubo otro accidente no fatal en la misma cinta, por parte de un trabajador contratado por Adecco.

La empresa pretendió seguir trabajando con el ingreso del turno del domingo. El Sindicato (de obreros y empleados de Fiplasto) pidió que se pare la producción “por respeto a la familia” y largó el comentario de que harían la denuncia en el Ministerio de Trabajo. Luego de eso, todos a trabajar.

Ahora van a tratar de culpar a Sergio por no haber cumplido las normas. No sería la primera vez que se tapa la responsabilidad empresaria culpando a la víctima.

Es necesaria la convocatoria a asamblea para discutir las condiciones laborales y la denuncia de los trabajadores de que las normas de seguridad e higiene figuran en los papales pero no se cumplen por… falta de presupuesto.

Hay que hablar claro, no se cumplen porque no existe el control obrero sobre la producción ni sobre las condiciones de seguridad e higiene. No se cumplen porque el sindicato mira para otro lado.

Para terminar con la muerte de obreros y con los accidentes hay que formar una Comisión Obrera de Seguridad e Higiene, con trabajadores elegidos en asamblea y poder de parar la producción si no se cumplen las normas.

Es otra muerte en la zona. Hace poco más de un año falleció Santillán, de 20 años, aplastado por una tolva defectuosa en el PTP Group.

Estas muertes, además, tienen que figurar como advertencia en los momentos en que el intendente Mauro Poletti (FpV) y el Concejo Deliberante quieren modificar el COUT (Código Urbano), para permitir la instalación de empresas contaminantes y transformar el puerto en zona franca con contratos laborales precarios.

Ante la parálisis y complicidad de los sindicatos se plantea la necesidad de un Plenario Obrero de la zona que organice la lucha y una respuesta de conjunto ante el agravamiento de las condiciones laborales.

En esta nota:

Compartir

Comentarios