fbnoscript
6 de noviembre de 2018

“Si van a ver a Roger Waters a La Plata, recuerden que el techado lo hicimos los trabajadores de Astillero Río Santiago”

Esta noche, tras una serie de conciertos por Brasil que cobraron notoriedad por sus denuncias públicas al derechista Jair Bolsonaro y un show en Montevideo, el ex líder de Pink Floyd Roger Waters realizará el primero de sus dos recitales en Argentina, en el Estadio Único de La Plata.

Los trabajadores del Astillero Río Santiago aprovecharon la ocasión para recordar en un tweet, en primer lugar, que fueron ellos los encargados de reparar el techo del estadio -tras el temporal de septiembre que dañó varios de los paneles- y que “por ese trabajo se retrasó el buque Eva Perón, que hace rato está casi listo y sin fondos para terminar”.

 

Sucede que el gobierno de María Eugenia Vidal, en su campaña para vaciar la fábrica estatal naviera y avanzar con despidos y la liquidación de conquistas obreras, mantiene desde hace tiempo sin financiamiento la construcción de numerosas embarcaciones, para luego presentar al Astillero como “un verdadero elefante blanco (…) un barril sin fondo” y hasta una “caja política de ATE” –en palabras del legislador de Cambiemos Guillermo Castello, cercano a la gobernadora (LPO, 30/7). En esa línea es que el presidente Mauricio Macri había esgrimido la posibilidad de “dinamitar el astillero”, haciéndose eco de las recomendaciones de un empresario amigo.

 

Entre los trabajos que se encuentran frenados o avanzan a cuentagotas por falta de fondos están, además del buque Eva Perón, el petrolero Juana Azurduy y las lanchas de instrucción de Cadetes LICA y para la Armada Argentina. Pero eso no es todo: como señaló a Prensa Obrera Carlos Díaz, trabajador del sector soldadura, recientemente salió a la luz que la gestión de la empresa recibió el último año más de 25 pedidos de presupuestos y obras, que en su mayoría no fueron cotizados y a veces ni siquiera respondidos.

El gobierno bonaerense continúa con su política de guerra contra los trabajadores de la planta. Desde hace un mes no convoca nuevas reuniones de la paritaria, luego de una en la que ofreció un miserable 9% rechazado por el personal. A su turno, el Presupuesto que se aprestan a aprobar Cambiemos y el PJ prevé un recorte de 500 millones de pesos para el Astillero (de $3.598 millones en 2018 a $3.017 millones en 2019) -una reducción nominal del 12% y de casi el 30% si se considera la inflación.

La profundización de la ofensiva macrista plantea retomar la movilización masiva y las medidas de acción directa de los obreros del Astillero, ejemplos de lucha para el conjunto de los trabajadores.

Compartir

Comentarios