fbnoscript
15 de noviembre de 2018 | #1528

ATEN: La burocracia K se impuso en las seccionales combativas

Con la cooptación del PCR y la colaboración de la Bermellón (PTS, MAS)
ATEN: La burocracia K se impuso en las seccionales combativas

La victoria de la TEP es un golpe al reagrupamiento clasista de los sindicatos

El martes 13 se realizaron las elecciones de Aten La burocracia kirchnerista, el TEP (Trabajadores por una Educación Popular), retuvo la conducción provincial y le arrebató a la Multicolor tres seccionales clave.

A partir de la derrota a fines del año pasado en la elección de Ctera, el TEP (baradelo-yaskismo) tomó conciencia que este año podía perder las elecciones en Aten. Se trazó una estrategia que finalmente le resultó exitosa: la cooptación de fuerzas antiburocráticas y de oposición. Así incorporó a sus filas al PCR y seccionales “independientes” como Las Lajas y Villa La Angostura.

El TEP contó con el apoyo explícito y abierto del PJ local y del Frente Neuquino (Rioseco). En el último tramo de la campaña, un sector del MPN que disputa la interna con el gobernador Omar Gutiérrez, también sumó su apoyo abierto y explícito. A través de la  Pastoral Social se expresó también el apoyo de la Iglesia a la lista de la burocracia. Las listas del TEP, el ala más conservadora del gremio, fueron la expresión de la conciliación con el Estado, los partidos patronales y el clero. Desde ese lugar enfrentaron a la izquierda clasista en las elecciones de Aten.

El TEP contó con la colaboración del PTS, el MAS y agrupamientos menores de izquierda y 'anti-partidos', que conformaron la lista divisionista Bermellón (FUAL). Esto le permitió al TEP ganar en tres seccionales clave que estaban en manos de la Multicolor (capital, Cutral Có-Plaza Huincul y Plottier). Allí, sin la división, el TEP no hubiera ganado. Incluso se abría la posibilidad de recuperar la conducción provincial de Aten. En Zapala y Picún Leufú, donde la Bermellón no se presentó, la Multicolor ganó.

Los resultados y la situación política

La victoria del TEP es un golpe político al reagrupamiento del clasismo en los sindicatos, dado el papel que juega Aten en la vida político-sindical de la provincia y el peso que tiene como sindicato de base de la CTA local.

Es un reforzamiento de la burocracia de la central (su secretario general, Carlos Quintriqueo, comparte con el TEP su enrolamiento en las filas del peronismo local). De aquí en más, con menos tapujos que antes, el TEP colocará a Aten al servicio de la campaña del PJ de cara a 2019 y de la demagogia de la “unidad antimacrista”, como bloqueo a la independencia política de los trabajadores.

La izquierda que festejó ayer junto al TEP, la Bermellón, asumiendo el papel de su ala criticona, expuso que lo suyo no fue sólo sectarismo, sino una estrategia más general de tender puentes al frentepopulismo antes que con el clasismo. Su ausencia de Lanús no es un episodio. Es una estrategia para la cual llevar el FIT al terreno del frente único clasista es un escollo. Es necesario despejar cualquier duda o confusión: no hubo problemas de cargos para la constitución de una lista única de la oposición, lo que hubo fue una negativa cerrada del PTS y sus aliados.

Hacia adelante

La lucha por desarrollar al clasismo en Neuquén ha superado anteriores defecciones de un sector de la izquierda, y lo volveremos a superar. Estuvimos en el único frente que tuvo reales oportunidades de ganarle al TEP, y defendimos con uñas y dientes que ese frente expresara el peso y desarrollo de las agrupaciones de la izquierda. Hemos militado tras una perspectiva correcta.

Deben dar explicaciones de esta victoria del TEP aquellos que renegaron de mantener el frente único con la izquierda, para hacer un frente sin chances electorales con las agrupaciones antipartidos y grupos marginales. Es toda una definición.

Ha sido correctísimo haber planteado a la Bermellón que allí donde se ponía en riesgo las seccionales recuperadas bajara su lista. Si lo hubieran hecho, se habrían ahorrado un bochorno de su parte y efectivamente se hubieran mantenido esas seccionales en manos del clasismo. Es necesario discutir a fondo este balance, entre la vanguardia del gremio y de todo el movimiento obrero, para edificar sobre bases sólidas las próximas batallas y las próximas victorias.

Compartir

Comentarios