fbnoscript
17 de noviembre de 2018

La Pastoral Social en FOETRA: Un "nuevo pacto social" para que pase el ajuste y la reforma laboral

Por
Pablo Eibuszyc Delegados FOETRAy Belén Díaz minoría de la CD de FOETRA por la Naranja Telefónica

El sábado 10 se realizó en el auditorio de FOETRA (Sindicato de las Telecomunicaciones) el XXI Encuentro de la Pastoral Social de la Iglesia Católica con dirigentes políticos y sindicales.

El encuentro fue precedido por el arzobispo Mario Poli y Carlos Accaputo, titular de la Pastoral Social y hombre de confianza del papa Bergoglio. Por el gobierno asistieron Horacio Rodríguez Larreta y Federico Pinedo. 

La “pata sindical” de la Pastoral estuvo representada por Héctor Daer (CGT – sindicato de sanidad), Sergio Palazzo (bancarios) y Osvaldo Iadarola (secretario general de FOETRA). El encuentro que va rotando de sedes con el objetivo de “construir un nuevo pacto social” para “incluir a todos los argentinos, en especial a los más pobres y vulnerables”, mientras arrecian los despidos, la recesión y los tarifazos. 

Los dirigentes de FOETRA también participaron, como lo vienen haciendo, en sintonía con la CGT que propone “esperar en paz" a las elecciones de 2019. Pero el gremio telefónico está siendo sacudido por un avance sobre el convenio, que implica un aumento de la jornada laboral en los sectores técnicos de Telecom y la polifunción en la mayoría de los sectores firmada por las direcciones sindicales de FOETRA / FOEESITRA / SATSAID con la fusionada Telecom/Cablevisión del grupo Clarín, entanto los salarios se devaluaron. 

Las diferentes alas sindicales, incluso aquellas que se dicen opositoras, estrechan sus lazos con la iglesia para garantizar la gobernabilidad en medio de la agudización de la crisis que buscan descargar sobre los trabajadores. La iglesia y la burocracia promueven con el gobierno y el PJ un “nuevo pacto social” para contener al movimiento obrero. Por eso la CGT levantó el paro a cambio de un bono de miseria y evitó movilizar las dos jornadas en que se votó el presupuesto 2019 que consagra el ajuste y el pacto con el FMI.

No es con la Iglesia, el gobierno o la “oposición” que conseguiremos la recomposición salarial y las conquistas obreras. Necesitamos, para eso, un plan de lucha y que se convoque el plenario de delegados en el auditorio de FOETRA para impulsar la lucha por el salario, las reivindicaciones y el convenio. 

El “pacto social” que promueve la pastoral social se da en medio de una campaña reaccionaria de la Iglesia contra la educación sexual integral en los colegios y el derecho al aborto legal, seguro y gratuito, reclamo que la mayoría de la burocracia sindical boicoteó para reforzar su compromiso con el clero, principal enemigo de los derechos de las mujeres trabajadoras y la diversidad sexual. 

Desde la agrupación Naranja de las telecomunicaciones planteamos que las direcciones sindicales deben romper los compromisos con la iglesia y la tregua con las empresas y el gobierno. Para ir por una verdadera recomposición salarial y la reapertura de las paritarias. Contra la reforma laboral y por las reivindicaciones postergadas de las trabajadoras: aumento de las licencias pagas por enfermedad familiar, maternidad y paternidad, ítem de “guardería” igual al costo real de un jardín materno paternal, ítem colonia igual al costo de una colonia real, licencia por violencia de género, día femenino. Anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir. Por la separación de la iglesia del Estado y de los Sindicatos. Por sindicatos independientes al servicio de los intereses de la clase obrera. 

Compartir