fbnoscript
21 de noviembre de 2018

El Astillero Río Santiago se moviliza el jueves a la Legislatura Bonaerense contra el ajuste de Vidal

Una asamblea general resolvió repudiar la reducción de 400 millones de pesos en el Presupuesto 2019 y reclamar un 40% de aumento salarial.

Los trabajadores del Astillero Río Santiago realizaron ayer una asamblea general, que resolvió marchar el jueves a la Legislatura bonaerense en repudio al recorte a la naviera estatal en el Presupuesto 2019 –una reducción nominal de 400 millones de pesos, que se suma a la inflación y la devaluación previstas-, así como rechazar la oferta salarial a la baja del gobierno de María Eugenia Vidal en la paritaria y contraproponer un aumento del 40% que vaya al básico.

Las resoluciones votadas unen la lucha en defensa del salario y el trabajo con el repudio activo al presupuesto ajustador de Vidal y el FMI. Se trata de una respuesta a la reducción nominal de fondos que profundiza el sabotaje a la producción llevado adelante por la intervención de Daniel Capdevila, que ha dejado caer trabajos por varios millones de dólares. Pero además la amenaza de despidos sigue presente como consecuencia de este vaciamiento deliberado: están en la mira tanto los 3.300 puestos de trabajo como el Convenio Colectivo y las conquistas de fábrica.

Golpe al salario

Después de un año de congelamiento y un adelanto a cuenta de "futuros aumentos", Vidal pretende cerrar la paritaria del ARS con otra suma fija de 6.700 pesos por fuera del convenio (no va al básico); así, el mentiroso 27% del que habla el gobierno supone una caída del salario 20 puntos por debajo de la inflación. Los retroactivos quedan absorbidos por el adelanto ya pagado.

La "oferta" propone redistribuir la masa salarial congelando los salarios de parte del personal superior y docentes de la escuela de Astillero (que son también afiliados a ATE): Vidal y Capdevilla promueven una política artera de división de los trabajadores y ataque al convenio colectivo de trabajo.

Organicemos la respuesta

A pesar de esta ofensiva general contra el Astillero, la conducción de ATE no quería llamar a Asamblea General y proponía aceptar la "oferta" de Vidal -que cuenta con la bendición de la Pastoral Social y la "mesa de concertación" que integran el gobierno, la empresa, la Iglesia y el gremio.

Esto provocó un verdadero terremoto en los sectores y en la base de la fábrica. Cientos de compañeros votaron en asambleas de sección convocar a la asamblea general, rechazar la “oferta” del gobierno y retomar un plan de acción (ATE Ensenada se ausentó de la movilización del 14 contra el Presupuesto nacional, y no ha marchado contra el bonaerense); y este planteo se multiplicó en las redes sociales. Desde la agrupación Tribuna del Astillero repartimos un volante destacando la necesidad de la Asamblea General, que finalmente tuvo lugar el lunes.

Vamos con todo a la marcha del jueves en rechazo al recorte al ARS y el Presupuesto de ajuste. Por un plan de lucha para imponer el reclamo del 40%. Es necesario poner fecha al postergado Plenario Regional de Delegados, para impulsar la movilización en común con los sindicatos de la región y una campaña de defensa del Astillero Río Santiago.

Compartir

Comentarios