fbnoscript
21 de noviembre de 2018

SIAM: policía adentro y trabajadores afuera

La fábrica en conflicto se encuentra militarizada. Silencio del intendente Ferraresi.

En la mañana del miércoles se hizo presente en Siam el juez Carzoglio, luego de que una delegación de trabajadores, dirigentes y legisladores –entre ellos, el diputado del FIT-PO Guillermo Kane–, se presentara en su despacho para denunciar la presencia de la policía dentro de la planta. En esa reunión el juez reconoció que no existe orden alguna para que la policía bonaerense ni la infantería estén dentro de planta, lo que deja suponer con mucha seguridad que hay un acuerdo entre la empresa y la dupla Vidal-Ritondo para otorgar estos servicios represivos.

Desde que comenzó el conflicto la empresa cuenta con el servicio de la policía bonaerense, a lo que debe destinar una buena cantidad de dinero; las fuerzas represivas están apostadas al interior de la fábrica, recorriendo sectores, y almorzando al lado de los trabajadores en el comedor de la planta. El objetivo es evidente: intentan instalar un clima de miedo entre los compañeros de adentro para evitar una nueva acción de lucha al concluir la conciliación obligatoria. Por otra parte, la policía garantiza con un gran dispositivo la salida y entrada de camiones por los portones traseros de la planta.

Policías almorzando en el comedor de los trabajadores.

Al salir de una entrevista con la empresa, el juez Carzoglio se reunió con los trabajadores, que están acampando frente al portón principal, con la presencia además de Néstor Pitrola y Nicolás del Caño. El juez aseguró que sólo se encuentran algunos pocos efectivos y recomendó a los trabajadores que “confíen” en la justicia y en las instituciones. Como el lector puede apreciar, las fotografías demuestran lo contrario. Ante esto, las respuestas de los trabajadores fueron contundentes, señalando que la empresa desconoce la conciliación obligatoria que dictó el ministerio, y que además esta institución avaló que la empresa los suspendiera a todos ellos, dejándolos fuera de planta. También plantearon que la empresa montó una escena, dejando poca policía adentro de la fábrica, con total conocimiento de que se presentaría el juez.

La empresa aduce que el bloqueo del portón principal perjudica la planificación de la producción y demora de ingreso de camiones, pero los trabajadores responden claramente que si la patronal acatara la conciliación obligatoria con todos adentro, tal como debe ser, no existiría ni bloqueo ni acampe.

Finalmente el juez se comprometió a abrir una mesa negociadora con la empresa y los representantes de los trabajadores, electos en el anterior conflicto por los retiros voluntarios, y que son hoy quienes se encuentran despedidos.

La lucha de Siam va extendiéndose nacionalmente, y toma fuerza cada día. En Siam, todos los trabajadores adentro. La policía, afuera.

Leé también: SIAM: preparar el paro total hasta lograr la reincorporación de todos

En esta nota:

Compartir