fbnoscript
3 de agosto de 2006 | #957

Terminal 5: En el puerto, la lucha sigue

El paro de 48 horas de los trabajadores portuarios de la Terminal 5 (BACTSSA) del 12 y 13 de julio obligó al Ministerio a declarar la conciliación obligatoria y a la empresa a sentarse a negociar con los trabajadores.

Luego de diez días de conciliación obligatoria, la respuesta de la empresa ha sido totalmente negativa; en lo que respecta al tema de la seguridad, la situación no ha cambiado sustancialmente.

El jueves 27, el Ministerio prorrogó la conciliación por otros cinco días y obligó a la empresa a permitir el acceso a la Terminal del ingeniero de seguridad e higiene contratado por los trabajadores para acompañar al funcionario de la Superintendencia de Riesgo de Trabajo. Los trabajadores denunciaron ante el Ministerio la situación de dos trabajadores del sector de contenedores refrigerados, sancionados durante el conflicto, cuya situación no se retrotrajo al inicio del conflicto. También se denunció el “apriete” de algunos supervisores hacia trabajadores. La empresa se comprometió a resolver estas cuestiones.

Por otra parte, la Federación de gremios marítimos se avino a dialogar con los representantes de los trabajadores de la Terminal 5, proponiéndoles darles todo el apoyo y permitiendo al abogado de los trabajadores participar en todas las negociaciones, a cambio de que una vez terminado el conflicto, se les permita aparecer entre los trabajadores.

Al mismo tiempo, un plenario de delegados de marina mercante obligó a la conducción de ese sindicato a declarar el estado de movilización y asamblea permanente en el puerto de Buenos Aires. Los trabajadores unidos no sólo han hecho retroceder a la patronal, también a la burocracia.

Compartir

Comentarios