fbnoscript
17 de agosto de 2006 | #959

Docentes: Se organiza la resistencia a la entrega

Autoconvocatoria

Las dos “asambleas informativas” de delegados convocadas por la burocracia celeste de la Uepc Capital se convirtieron en un infierno para la burocracia. Las acusaciones de “entregadores” y “traidores” se generalizaron. El rechazo al 19% propuesto por la burocracia fue unánime.

En las asambleas, la burocracia celeste distribuyó una declaración polemizando con un volante de Tribuna Docente (repartido en la masiva movilización previa a la conciliación) en la que nos acusa de mentir con que la mayoría de los docentes reclama 1800 pesos y el paro por tiempo indeterminado. Las asambleas confirmaron a Tribuna y las puteadas se hicieron más fuertes. Los reproches venían incluso de sus propias filas.

La burocracia aceptó la conciliación obligatoria inconsultamente y enseguida entregó el pago de los días de paro, que serán descontados en cuotas.

El repudio a la burocracia es generalizado. El miércoles 9 por la noche hubo una movilización callejera por el centro de la ciudad en repudio a la conciliación, que decidió convertirse en asamblea y autoconvocarse para el lunes, cuando se realizará una nueva reunión entre el gobierno y el gremio. De esta movilización participaron también los trabajadores y médicos autoconvocados de los hospitales, que enfrentan la política de la burocracia del Sep (que también aceptó la conciliación).

El viernes hubo una asamblea de padres y docentes en el CPC de Villa El Libertador con corte de ruta incluido. Allí los docentes llamaron a organizar la resistencia contra el intento de quebrar el conflicto y tomaron la convocatoria del lunes como propia. Las asambleas de este tipo se extienden por otras zonas y escuelas. En las “asambleas informativas”, los delegados de Tribuna llamaron a los docentes a participar de la autoconvocatoria del lunes.

Dos cuestiones clave. En todas las asambleas y reuniones se ratificó el reclamo de 1.800 ó 2.000 de mínimo y el rechazo a las cifras en danza, y se rechazó cualquier descuento de los días de paro. Sobre esta base se está extendiendo y organizando un movimiento que enfrenta abiertamente a la burocracia.

En esta nota:

Compartir

Comentarios