fbnoscript
24 de agosto de 2006 | #960

Córdoba: La lucha docente está pariendo una nueva dirección

La conciliación obligatoria ya fracasó. Se demostró hasta el hartazgo que era sólo una maniobra de De la Sota para frenar el avance de la rebelión docente. Se puso también en evidencia el carácter entregador de la burocracia de UEPC, que aceptó la conciliación y se sentó a la mesa negociando hasta el pan de los maestros, ya que aceptó los descuentos de los días de paro. Frente a la inexistencia de propuesta alguna, la conducción de Nebreda está preparando el segundo capítulo de la entrega: puede aparecer planteando como un logro un aumento en cuotas, siempre dentro del cepo del 19%, o como una parodia de radicalización para retomar el timón de la lucha, que han perdido. Ha fracasado también el intento de obtener auxilio del gobierno “nacional y popular” de Kirchner que, junto con De la Sota, es el responsaable de la miseria salarial. No quieren ver peligrar el superávit fiscal amasado sobre las espaldas de los trabajadores y principalmente de los jubilados y estatales y docentes de las provincias.

Frente a esta situación, el rechazo de los docentes se expresó en las escuelas y en las calles.

Las marchas y asambleas autoconvocadas, realizadas en varios puntos de la ciudad y en el departamento Colón, confluyeron el lunes 14 en una marcha y asamblea de 600 personas. Se votó un programa y se comenzó a organizar la lucha. La tendencia mayoritaria de la autoconvocada se orienta a consolidar una dirección independiente que organice y lleve adelante la lucha por los reclamos.

En todas las escuelas se verifica la convicción profunda de los maestros cordobeses, que ya han decidido repudiar a la conducción entreguista. Para muestra, alcanza con la política de la parodia de movilización que convocó la burocracia el miércoles 16: no juntaron ni 200 personas.

Los autoconvocados tienen bronca, pero también un programa: el rechazo a la conciliación, la devolución inmediata de los descuentos, y un salario mínimo igual al costo de la canasta familiar.

Tribuna Docente ha intervenido con sus planteos y apuesta a consolidar la asamblea de autoconvocados como la dirección de las etapas de lucha que se vienen. Proponemos unir la autoconvocatoria docente con los compañeros de los hospitales para luchar por un salario mínimo de 2.000 pesos, hacia una asamblea conjunta de los gremios estatales que derrote al gobierno y al segundo capítulo de la entrega que prepara Nebreda.

Compartir

Comentarios