fbnoscript
31 de agosto de 2006 | #961

El PC rompe la unidad en Conadu Histórica

Un servicio a Yasky
Por I.C.

Se había formalizado una lista entre el Frente Gremial (PC, PL e independientes), Protagonismo y Lucha (PCR e independientes ) y nuestra Agrupación Nacional Naranja (PO e independientes). Establecía una dirección colegiada y rotativa sobre la base de un programa en común para conquistar la dirección de la Conaduh. Con el acta firmada, a horas del cierre, el Frente Gremial resolvió sorpresivamente rechazar el acuerdo oponiéndose a toda rotación de los cargos. El PCR validó la maniobra presentando lista con el PC a la cabeza.

Quedó rota una lista que sería ganadora, sin sobresalto, por la prefiguración de congresales que acumulaba. El estatuto de Conaduh prevé elecciones directas por voto de los afiliados que mandatan a los congresales.

Con su actitud, impiden toda posibilidad de arrebatar al degennarismo la dirección de Conaduh, para hacer frente en las mejores condiciones a la política de destrucción educativa del Gobierno Kirchner-Filmus. La actual dirección es correa de transmisión de una CTA cooptada por los funcionarios kirchneristas. La maniobra priva al activismo clasista de la CTA de una posición de fuerza para batallar por una nueva dirección de la Central. En resumen, el Partido Comunista le ha hecho un enorme servicio a Yasky y cía.

Un programa ampliamente discutido

El acuerdo roto llevó dos semanas de discusiones políticas en todo el país. Propusimos la recuperación de la CTA y la Ctera para los trabajadores y un llamado a un congreso de delegados de base de la CTA.

Reivindicamos, como lo hizo AGD-UBA, la lucha estudiantil de la Fuba y del Comahue.

La lista llamaba a las asociaciones de base de la otra Federación a romper con sus dirigentes y sumarse a la Conadu H.

La secuencia del acuerdo desconocido

La propuesta programática de la Naranja y el planteo de una dirección colegiada eran representativas de las tres agrupaciones.

Propusimos, inicialmente, a la cabeza a Néstor Correa, de AGD-UBA, y Mercedes Testa, de Tucumán, dos universidades emblemáticas de este gran proceso.

El Frente Gremial cambió esta propuesta (Testa no aceptó) por Basilio-Tiscornia, la primera de ellas del PC, perteneciente a una universidad débilmente organizada y de escaso papel en los planes de lucha. El segundo término pertenece a una universidad que se sumó a la lucha estudiantil de la UBA, pero cuya gremial docente no jugó ningún papel.

El acuerdo final del acta fue una plancha inicial Basilio-Correa-Tiscornia, con rotación de un año cada uno, en el plano legal y formal, sustentando el triunvirato político que dirigiría la Confederación.

La batalla política de La Naranja

Ni el Frente Gremial ni Protagonismo y Lucha presentaron programa alguno. Lo cual habla a las claras de su método de construcción. Eso sí, se cuidaron bien de señalar sus desacuerdos con el programa de la Naranja: con el “tono”, con “el lenguaje”... y más puntualmente con nuestra caracterización de la CTA — a la que el PC sigue considerando una “central alternativa” — y con la denuncia de Yasky y la propuesta de recuperar la Ctera — con quien el PCR está aliado en Suteba, contra los Suteba combativos que agrupan a toda la izquierda y el activismo combativo.

También se oponían al llamado a las asociaciones de base de la otra Federación para sumarse a la Conaduh. La resistencia a aceptar el punto se explica por la política de una unificación de aparato con la otra Conadu que hubiera llevado a reforzar el dominio de la dirección de la CTA sobre la docencia universitaria.

La ruptura

El miércoles 23 las tres agrupaciones firmamos un compromiso para “conformar una lista de frente clasista” y constituir “una dirección colegiada del frente integrada por los representantes de las tres fuerzas. (ver acta aparte)

24 horas después el Frente Gremial retira su acuerdo. ¿Qué y quién llevó a esta ruptura?

Es evidente que al oponerse a la rotatividad rompían el carácter colegiado de la dirección y planeaban entregar al Partido Comunista la dirección de Conaduh. Una manera de retener para los aliados de De Gennaro y por lo tanto de Yasky, la Federación. Les resultó inaceptable la inclusión como triunviro de Correa, cabeza junto al Garrahan, en el congreso de Mar del Plata, del reclamo de paro activo y ruptura de la CTA con el gobierno Kirchner y sus piquefuncionarios. Los mismos que hoy están copando la Central.

Una lista sin programa previo, con los antecedentes descriptos, encabezada por el PC y secundada por el PCR — el aliado de la Celeste de Suteba — , no puede construir una Federación independiente del Estado y de las burocracias sindicales. Tampoco, poner en pie una Conaduh clasista, combativa, que profundice la lucha contra las políticas educativas de Kirchner y por el conjunto de las reivindicaciones del movimiento docente universitario y preuniversitario .

En esta nota:

Compartir

Comentarios