fbnoscript
10 de marzo de 2005 | #890

No al cierre del Hospital de Oncología de Lanús

Muchos conocen las luchas de los trabajadores del Hospital de Oncología de Lanús para sobrevivir al cierre, durante el 2002 y 2003, con lo que logramos prolongar la agonía.
 
Pero nuestra peor pesadilla se ha cumplido. Ha comenzado el cierre del Hospital. Artero, con subterfugios y engaños, de a poco, al igual que los vampiros que chupan la sangre del ganado sin que casi se dé cuenta, hasta que lo mata la anemia.
 
Se quiere desmantelar el sector administrativo-contable y pasarlo al Hospital N. López, del cual nos separa una medianera, con la excusa de la falta de personal (que el Ministerio provocó) y por un sumario iniciado a una empleada que metió la mano en la lata de los dineros para los pacientes.
 
Por la falta de personal, en poco tiempo pasará lo mismo con Estadística y Mesa de Entradas, por lo que el Ministerio resolverá de igual forma, causando una caída en dominó, hasta que el último apague la luz y sea absorbido, fusionado o simplemente desaparezca.
 
Los pacientes, familiares, vecinos y trabajadores repudiamos esta política, que es un atentado a la salud de la población y a las fuentes de trabajo.
 
Porque no pueden acallar nuestra denuncia y movilización, han decidido la intervención a partir del 7 de marzo, desplazando al Dr. Castagnari, director interino, quien apoya nuestra lucha.
 
Los trabajadores hemos decidido resistir esta intervención, junto a los pacientes y familiares.
 
El Dr. Soco, pollo del intendente Quindimil y el ministro Passaglia, fue nombrado director de la Zona Sanitaria VI.
 
A él le decimos: ¡No va a poder poner un pie en el hospital porque no lo dejaremos entrar. Y si trae a la policía para imponer la voluntad de los vaciadores, pararemos hasta que se vaya!
 
Los trabajadores estamos fuertes y unidos como nunca. Reconocemos a nuestra asamblea como la única autoridad representativa de las decisiones en nuestro hospital. Si ellos tienen la fuerza de la violencia y el apoyo de los privatizadores y vaciadores, nosotros tenemos el apoyo incondicional de los pacientes, sus familiares, los tercerizados del hospital, ATE, Cicop y los vecinos de Lanús. El apoyo a esta lucha corre como reguero de pólvora, y es mayor cada día que pasa. ¡Sepan que les haremos morder el polvo!
 
¿Cómo van a justificar que ustedes gastan 53.000.000 pesos al año por servicios oncológicos privados, y que a nosotros nos niegan 7.500 pesos por mes para obtener siete puestos de trabajo y la caja chica que garanticen que el hospital funcione?
 
El miércoles 9/3, en el marco del plan de lucha de Cicop por aumento de salarios, pase a planta permanente de los precarizados y aumento del presupuesto, se organiza una movilización de los hospitales del conurbano sur, que sale del Oncológico hacia la Municipalidad de Lanús, para exigirle al intendente Quindimil un pronunciamiento para terminar definitivamente con estas penurias de nuestros pacientes y trabajadores y en defensa de los hospitales de Lanús que viven la misma agonía.

Compartir

Comentarios