fbnoscript
24 de marzo de 2005 | #892

Salta: La rebelión, horas decisivas

Por Corresponsal
Se acaba de caer la apretada de Romero para forzar la firma individual de un acta compromiso para levantar el paro por 700 pesos de bolsillo más el blanqueo de los montos en negro a los que estén próximos a jubilarse. La masiva asamblea provincial del sábado y las asambleas departamentales luego sostuvieron el pliego y el paro por tiempo indeterminado.
 
Los docentes sesionaron al cabo de una semana en donde se concretaron grandes movilizaciones en la capital (12.000), Orán (1.500) y Tartagal (2.500) La asamblea no pudo debatir a fondo las experiencias de extensión de la lucha como Orán y Tartagal, donde se generalizaron las asambleas de padres y ésa fue la base de las grandes marchas.
 
La palabra estuvo limitada a los delegados departamentales y esto vació en parte el debate. Con estas limitaciones la asamblea rechazó incluso las mociones de profundizar la lucha con cortes y ocupación de escuelas que venían en general del interior provincial y de Tribuna Docente.
 
Estas limitaciones de la asamblea provincial tienden a ser superadas por las iniciativas de las asambleas departamentales:
 
* Orán aprobó en asamblea profundizar las medidas y están a orillas de la Ruta 50 a punto de volver al corte, como el año pasado.
 
* Se concretó por primera vez la asamblea de capital como veníamos reclamando desde Tribuna, esto permitió formar comisiones de delegados en las cuatro zonas de la ciudad, constituir un comité de movilización, sostener firme el campamento a metros de la Casa de Gobierno, sumando más carpas, y pelear el paro escuela por escuela en la mañana de hoy.
 
 
La Iglesia
 
En una votación muy dividida se aprobó el pedido a monseñor Bernacki para tomar parte de la comisión negociadora. La moción fue propuesta por delegados afines a ATE que desde la segunda semana del conflicto buscó su mediación. Docentes de escuelas privadas denunciaron que esto no corresponde ya que el arzobispado es parte de las patronales en este conflicto. Los docentes de colegios dependientes del arzobispado como el Santa Rosa están recibiendo intimaciones para reintegrarse al trabajo so pena de ser despedidos. Sin embargo, Bernacki ha anunciado en el diario que no acepta el rol de mediador, lo que lo habría colocado bajo la presión de la asamblea con un reclamo de 750 pesos al básico que la Iglesia rechaza.
 
Claro que, superada la burocracia del gremio, colocar en la comisión negociadora a alguien que no se somete a las resoluciones de asamblea sino que tiene un interés patronal en el conflicto hubiera sido un paso a favor del gobierno, que busca pasar por encima de la asamblea y quebrarla.
 
Mientras tanto, los activistas de la Iglesia intervienen intensamente en el conflicto contra la profundización de las medidas de fuerza.
 
 
Impulsemos la huelga general
 
El triunfo está planteado, el miércoles marcharemos por decenas de miles. La CTA llamó a un paro de 24 horas para ese día. Sin embargo, será de cumplimiento simbólico en sanidad y judiciales. La CTA está en contra de establecer un pliego común de los estatales por los 750 pesos de básico. En las escuelas se extienden las reuniones de padres, se forman comités de apoyo. Hay que hacer asambleas en los lugares de trabajo y exigir los 750 pesos de básico, un reclamo de todos.
 

En esta nota:

Compartir

Comentarios