fbnoscript
25 de enero de 2007 | #979

Emergencia sanitaria en La Matanza

Por Corresponsal
La Matanza , con dos millones de habitantes, cuenta apenas con dos hospitales provinciales y un sistema de salud municipal en bancarrota.
 
Hace tres años, como consecuencia de la enorme movilización popular por la salud, se abrió el Hospital del Km 32. Hoy trabajan en él unos 400 trabajadores; más de 250 están en negro. La situación explotó cuando pediatras y neonatólogos renunciaron a sus cargos precarios, ya que una ley prohíbe trabajar, al mismo tiempo, en la jurisdicción provincial y en la municipal; esto los condenaba a trabajar crónicamente en negro.
 
Los trabajadores del Hospital del Km 32 arrancaron este año con un plan de lucha que incluyó asambleas masivas, cortes de ruta, movilización al Ministerio de Salud con corte de calle, “consultoriazo” en la puerta del Hospital y una movilización a la Casa de la Provincia en la Capital. La onda expansiva llegó al Hospital Paroissien, donde también se realizaron asambleas y cortes de ruta. La movilización a Capital fue conjunta de los dos hospitales y concurrieron delegaciones de otros hospitales de la provincia (ya que fue aprobada por Cicop como una jornada provincial en defensa de los hospitales de La Matanza). También se movilizaron los Vecinos Autoconvocados por el cierre del Ceamse y varias organizaciones, entre ellas el Partido Obrero y el Polo Obrero.
 
El ministro de Salud de la provincia, Claudio Mate, dice que las movilizaciones son convocadas por “grupos microscópicos”. Miente: las acciones multitudinarias fueron convocadas por asambleas abiertas con los trabajadores y las organizaciones que están integradas por pacientes de ambos nosocomios. Mate miente para ocultar su responsabilidad: sigue dilatando la entrega los fondos para los reemplazos de guardia por vacaciones y mantiene un contrato con la Asociación de Anestesiología que terceriza el servicio, exponiendo a los matanceros a la muerte o a graves complicaciones por falta de anestesias (incluso para cirugías de urgencia). Mate y Solá son los responsables de esta masacre. Es necesaria una asamblea de trabajadores de ambos hospitales para definir un plan de lucha en conjunto.
 
• Pase a planta permanente de todos los contratados.
 
• Ingreso de trabajadores en todos los rubros en ambos nosocomios para completar los planteles.
 
• Anulación de la ley de incompatibilidades para que ingresen nuevos trabajadores.
 
• Ambulancia del Sies con médico hasta cubrir todos los planteles.
 
• Que se giren los fondos de reemplazo de guardia comprometidos por el gobierno.
 
• Arreglos edilicios necesarios del Paroissien y equipamiento total del Hospital del Km 32 para su pleno funcionamiento.
 
• Aumento de salarios ya.
 
• Bonificación por zona desfavorable para ambos hospitales.

Compartir

Comentarios