fbnoscript
6 de diciembre de 2018

Continúa la lucha de los enfermeros porteños

Mil enfermeros de la Ciudad se movilizaron a la jefatura de gobierno porteña para exigirle a Rodríguez Larreta el pase a la carrera profesional de salud.
Por Corresponsal

En el marco de la lucha por la inclusión en la carrera profesional, miles de enfermeros de la Ciudad se concentraron este miércoles en la jefatura porteña y se movilizaron al Ministerio de Salud porteño.

Esta medida fue la continuidad de las grandes jornadas del 9 y 21 de noviembre. Los enfermeros y enfermeras fortalecieron su organización en las asambleas por hospitales, con votación de delegados y representantes por cada efector de salud. En la sede de la jefatura, los trabajadores fueron a exigirle a Rodríguez Larreta un decreto que incorpore a los licenciados de enfermería, bioimágenes e intrumentadoras quirúrgicas a la carrera de profesionales de Salud, entregando un petitorio de firmas y un documento consensuado por los hospitales presentes.

Este pedido se opone por el vértice al rumor circulante acerca de una posible carrera propia para los enfermeros, que estaría diseñando el gobierno como salida al conflicto. La nueva carrera no sacaría a los enfermeros del escalafón general de los municipales, manteniendo la discriminación expresada en los salarios a la baja y las condiciones laborales. Viniendo de un gobierno que acaba de reformar la carrera profundizando la precarización de los profesionales, esto se presenta como una impostura total.

En la marcha se hicieron presentes centenares de enfermeros de la mayoría de los hospitales de la ciudad, sanatorios privados, del hospital Garrahan y de la escuela de enfermería Cecilia Grierson, realizándose un acto con oradores de cada hospital para denunciar la discriminación perpetuada por el gobierno y se manifestaron en contra de la discriminación, con una quema simbólica de títulos expresando la degradación de los mismos.

Esta jornada fue refrendada en una asamblea interhospitalaria que reunió a delegados de 21 hospitales de la Ciudad, y fue garantizada por la organización de los propios trabajadores en cada servicio y hospital con mucho esfuerzo, ya que el conjunto de los sindicatos que existen en los hospitales públicos le dieron la espalda y no acompañaron con un paro ni cese de actividades. Esta es la lógica que adquirió este movimiento de lucha que rebalsó los marcos de las estructuras sindicales de la ciudad y rechazan a los delegados de SUTECBA y UPCN que se han colocado como una traba y han boicoteado la lucha para lograr el pase a la carrera. Incluso en el sanatorio Méndez amedrentaron y prohibieron la asistencia de muchos enfermeros. Los oradores de la jornada se solidarizaron con los trabajadores del sanatorio manejado por los verdugos de SUTECBA.

El Jefe de Gobierno se ausentó todo el día y no recibió a los enfermeros, dándoles la espalda a los trabajadores de la salud pública. Una provocación que demuestra a las claras la posición del gobierno de la Ciudad: mantener a los enfermeros en el escalafón administrativo y seguir sometiéndolos a una discriminación laboral que representa menos derechos y menores salarios que cualquier otro licenciado que trabaja en el hospital público. En consonancia, la Ministra de Salud Bou Pérez también les cerró las puertas, ya que se encontraba comiendo un asado junto a la conducción de AMM por el Día del Médico. El entrelazamiento de la burocracia sindical con el gobierno llega al punto que, mientras enfermeros y enfermeras salen a la lucha, estos se sientan en la misma mesa.

 
Movilización de enfermeras y enfermeros 5/12/2018

La lucha de las enfermeras y enfermeros va a continuar hasta conseguir el triunfo de los reclamos por el pase a la carrera profesional

Posted by Gabriel Solano on Wednesday, December 5, 2018

La jornada de lucha culminó convocando a reforzar la organización en todos los hospitales. La tarea principal de este movimiento debe centrarse en organizar y desarrollar un plan de lucha tenaz para lograr el pase a la carrera profesional. Este inmenso y heterogéneo movimiento abre importantes debates sobre el rol de los sindicatos que se irán saldando al calor de la lucha, pero sin perder de vista que lo que une es la lucha por el pase y las medidas de fuerza para conquistarlo. De este modo mantendremos la unidad y la potencia de este movimiento. Para poder avanzar se convocó a una nueva asamblea interhospitalaria el viernes 7 de diciembre en el hospital Gutiérrez. Reforcemos este camino.

En esta nota:

Compartir

Comentarios