fbnoscript
20 de diciembre de 2018 | #1533

Ferroviarios: Conciliación obligatoria con los despedidos adentro

Abajo los despidos en el Belgrano Norte
Por Corresponsal

El 30 de noviembre se hizo pública una lista con 29 despidos en el Belgrano Norte. La reducción del personal ferroviario que se encuentra bajo convenio es un aspecto del ajuste que el gobierno y sus socios políticos pretenden imponer a pedido del FMI. Mientras, se sabe que ya hay cuadrillas de empresas tercerizadas armadas para sustituir al plantel que pretenden despedir y hoy se encuentra bajo la órbita de la Unión Ferroviaria.

Pasado el fin de semana, se autoconvocó una asamblea en la seccional Boulogne (pese a la negativa del gremio de llevarla adelante), a la que asistieron alrededor de 300 compañeros. Allí resolvimos iniciar un plan de lucha para lograr la reincorporación de todos los despedidos. Esto sirvió como presión a la directiva, que terminó convocando a un paro total de actividades en el ramal. Un día antes de que se hiciera efectiva la medida, la Secretaría de Trabajo llamó a conciliación obligatoria con los despedidos adentro, lo que se efectivizó el 6 de diciembre. Sin dudas, se trata de un primer triunfo, provisorio, de los trabajadores.

Para los ferroviarios, los despidos estaban largamente anunciados ya que en el último convenio se incorporó un artículo sin precedentes que habilita a las empresas a despedir en masa.

Denunciamos a la Directiva de la Unión Ferroviaria, por no llamar a un paro nacional para frenar los despidos y "retiros voluntarios" que se viewnen llevando a cabo en las demás líneas. Esto incluye el cierre del ramal que operaba Ferrobaires, dejando a más de mil trabajadores en la calle y cerrando las puertas de las secciones cuando se impone la lucha de las bases. El mismo sindicato hizo saber que la lista para futuros despidos ascendería a 400 sólo en el Belgrano Norte.

Es necesario continuar preparando el terreno de la organización durante los días que dure la conciliación.

Por un plan de lucha nacional para enfrentar los despidos y la pérdida salarial. Hemos ganado la primera batalla, vamos por más.

Compartir

Comentarios