fbnoscript
3 de enero de 2019 | #1534

Siam: la lucha realizada y cómo seguirla

Luego de dos meses de incansables acciones por parte de los 20 despedidos, el conflicto pasa a otra etapa.

El objetivo de la patronal era liquidar cualquier atisbo de organización interna en la planta para poder avanzar luego con flexibilización laboral y más despidos. Algunos de los despedidos fueron electos en asamblea de planta como representantes, mientras estallaba un conflicto por despidos encubiertos. La empresa redujo su personal en 165 trabajadores durante el año, llevando la planta a sólo 60 compañeros. La reducción de la producción de heladeras fue reemplazada por el empresario Cherñajovsky por heladeras importadas. Este personaje de la burguesía nacional, favorecido por el kirchnerismo para disponer de los predios de la Siam, se acomodó a las circunstancias para aumentar sus beneficios a costa de destruir cientos de puestos de trabajo. Frente a esta organización fabril desde abajo, la fábrica fue intervenida por la seccional UOM de Avellaneda. La burocracia local no podía tolerar este avance, negando la posibilidad que los trabajadores elijan sus delegados y liberando, de este modo, el camino a la patronal para que golpee y desarme la organización sindical. 

La revisión paritaria de diciembre para la UOM había sido precedida por miles de despidos en la industria metalúrgica. Los conflictos de Siam y Canale, sin embargo, no fueron parte de las negociaciones. La burocracia rechazó convocar plenarios de delegados de la seccional, y asambleas de fábrica incluyendo a los despedidos; desapareció del conflicto al tercer día, luego que una asamblea conjunta resolviera tres días de paro. En la última asamblea luego del vencimiento de la conciliación, la UOM rechazó la participación de despedidos y sembró el miedo con planteos sobre la posible quiebra de la empresa si iban al paro por la reincorporación de todos. A pesar de este bloqueo, la tenacidad y la lucha de los trabajadores de Siam arrancó seis reincorporaciones. La lucha de los compañeros despedidos continúa por la vía judicial, con importantes elementos para lograr la reinstalación, ya que varios de ellos eran representantes elegidos en asamblea, y hay fuertes pruebas que dan cuenta de persecusión sindical. La semana pasada, poco antes que empiece la feria judicial, salió una cautelar en favor de una de las despedidas que deberá reingresar a planta en los próximos días.

Las tareas planteadas en Siam siguen siendo la inmediata elección de delegados, poniendo fin a la intervención de la burocracia que le ha allanado el camino a la patronal. Mientras, continúa la pelea en el campo legal para lograr la reinstalación de todos los compañeros. 

Seguí leyendo: Dos orientaciones
 

En esta nota:

Compartir

Comentarios