fbnoscript
31 de enero de 2019 | #1536

CONTRA LOS DESPIDOS, LOS TARIFAZOS Y LA DESTRUCCION DEL SALARIO

Gran “cumbre” obrera convocada por el Plenario del Sindicalismo Combativo

Gran “cumbre” obrera convocada por el Plenario del Sindicalismo Combativo

El Plenario Sindical Combativo aparece como la única opción a la postración de la burocracia a las variantes patronales. Foto: Fede Matteucci

El pasado 28 de enero, en uno de los días más calurosos y agobiantes del año, sesionó en la sede del sindicato del Neumático una verdadera “cumbre” de representaciones de lucha, convocada por la Mesa del Plenario del Sindicalismo Combativo.

Participaron Alejandro Crespo (secretario general del Sutna nacional), José Meniño (secretario general del Sutna-San Fernando), Ileana Celotto (secretaria general de la AGD-UBA), Mónica Schlotthauer (Unión Ferroviaria de Oeste), Guillermo Pacagnini (secretario general de la Cicop), Luciano Cáceres (secretario adjunto de Amsafe-Rosario), Eduardo Belliboni (Polo Obrero), Miguel Bravetti (Comisión Interna de Interpack), Christian Paletti (directivo de AGTSYP), Amanda Martín (secretaria adjunta de Ademys), Pablo Eibuszyc (Naranja Telefónica), delegados de Kimberly Clark, de los Suteba “multicolores”, de La Matanza, Escobar y Quilmes, Cesar Latorre (delegado general el Hospital Italiano), el diputado provincial Guillermo Kane (PO-Frente de Izquierda) y Fernando Ramal (presidente de la Fuba), entre otros.

Por su método y su posicionamiento políticamente independiente del Estado, los partidos del régimen y la burocracia, el PSC es hoy el único espacio sindical capaz de ofrecer a la clase obrera un terreno de lucha contra la ofensiva del macrismo -caracterizada por despidos masivos, la destrucción del salario, los tarifazos y una reforma laboral “por sectores” (que tuvo su primer capítulo del año con los gremios textiles).

La iniciativa del PSC vino a ocupar el lugar del que reniegan las burocracias sindicales de la CGT y las CTA; todas ellas jugadas a la “acumulación” electoral y, por lo tanto, ocupadas en las roscas de la interna del peronismo. El eje de la convocatoria fue, precisamente, que “ante el ataque cruzado contra los trabajadores de parte del gobierno y de las patronales, y la complicidad de la burocracia sindical no había nada que esperar”: la lucha es ahora.

En contraste, la subordinación política del kirchnerismo a “la unidad” con el PJ federal, como se constata en los frentes anudados en varias provincias, tiene su traducción en el sometimiento de las corrientes moyanistas al binomio de conducción de la CGT. Ya lo dijo Barrionuevo: “para que haya un paro tendremos que estar todos de acuerdo”.

La política de contención y de tregua de Moyano, Yasky y el 21F se apoya en esa orientación general; ganar las calles con “marchas de antorchas” y otras convocatorias lights (aunque puedan ser vistas por las masas como una oportunidad para manifestarse) apunta sólo a “desgastar” al gobierno, evitando una confrontación consecuente, apelando a medidas de fuerza progresivas.

Esto vale perfectamente para ese posible paro nacional, que según Moyano será “en abril o mayo”. El ritmo de la debacle económica lo pondrá cada vez más alto en la agenda, pero si se concreta, será siempre en función de descomprimir y desviar la bronca popular hacia un “voto eficaz” en diciembre.

La vigencia del PSC

El PSC aparece, en este contexto, como la única opción a la postración de la burocracia a las variantes patronales. Eso, que fue destacado por varios oradores, es lo que permite tender un puente a la participación de sectores gremiales y políticos, que no son integrantes del plenario; como ocurrió en esta oportunidad con, prácticamente, la totalidad de las luchas del momento -Interpack, Cresta Roja, Nidera, Télam, Pilkington, Siam, Sport Tech, el Inti, Belgrano Norte y ATE-Educación- más allá de las diferencias y formas de estos conflictos.

Aunque no pudieron estar presentes, enviaron su saludo Romina Del Plá (secretaria general del Suteba-La Matanza y diputada nacional por el FIT) y Alejandro López (secretario general del Sindicato Ceramista de Neuquén).

López, además se pronunció, mediante una carta, a favor de “impulsar un gran encuentro nacional de delegados de base de las centrales obreras, de sindicatos y de organizaciones sociales independientes, de la izquierda clasista y combativa para abrir el debate”. Un planteo similar al Congreso de delegados electos por la base de los sindicatos, que la CSC-PO defiende desde siempre, como fórmula de poder alternativo al control burocrático de las organizaciones obreras.

Luchar por un programa

Un dato que expresa la maduración del debate es que no sólo se mocionó movilizar contra la tregua sino reforzar la delimitación programática de toda salida patronal (abierta o encubierta): la ruptura del pacto con el FMI y el rechazo a la deuda externa en oposición a la renegociación; la derogación de los tarifazos y la estatización bajo control obrero de las privatizadas, contra la atenuación de los aumentos o las tarifas segmentadas; la apertura de los libros de las empresas para establecer los reales costos de producción; la nacionalización del comercio exterior para enfrentar la guerra comercial; y la recuperación de la riqueza nacional para una salida obrera y para que la crisis la paguen los capitalistas que la crearon y que se benefician con ella.

Los saludos de Interpack y Sport Tech pusieron sobre el tapete el tema de la ocupación de plantas como un recurso clave para defender los puestos de trabajo; en el mismo momento en que la oligárquica familia Mitre anunciaba el cierre del diario La Nación y cuando la patronal china de Cofco dejó en la calle 195 familias de la ex Nidera, a poco de haber adquirido la totalidad de la firma.

Los aceiteros, que participaron con una delegación del plenario, mantienen un acampe frente a la planta y preparan una movilización para más adelante, al puerto de Rosario, a la que llamaron enfáticamente a apoyar (y así será seguramente).

Resoluciones de lucha

Tras cuatro horas de intensa y fraternal deliberación se adoptaron importantes resoluciones de acción unitaria:

1) convocar una movilización desde la sede de Trabajo de Callao a Plaza de Mayo, el 14 de febrero, a las 16 horas, contra los despidos y los tarifazos, por la defensa del salario y por la derrota del plan de los ajustadores.

La salida de una declaración que, recogiendo las conclusiones del debate, caracterice la situación actual y contribuya a organizarun paro activo nacional de 36 horas, como inicio de un plan de lucha. E impulsar la más amplia deliberación, mediante asambleas y plenarios de delegados.

2) realizar el 4 de febrero, en la misma sede del Sutna, una reunión especial de las empresas en conflicto, para diseñar una jornada de agitación y actos, en los principales centros fabriles. La importancia de estas duras luchas es que revelan una voluntad combativa de las bases, que las direcciones buscan aislar y ahogar.

Se acordó lanzar una campaña preparatoria del 8 de marzo, día de la Mujer trabajadora, promoviendo el paro y la movilización, por el aborto legal, contra los femicidios y por todos los reclamos de género. También realizar reuniones y plenarios por el No Inicio de clases en docentes universitarios y provinciales de todo el país.

De este modo, el sindicalismo clasista, interpela a la burocracia sindical y le señala un rumbo al movimiento obrero.
 

Compartir

Comentarios