fbnoscript
27 de febrero de 2019

Sede de PedidosYa, tomada contra los 450 despidos

Prensa Obrera dialogó en la central de Palermo con los repartidores en lucha.

Los trabajadores de PedidosYa mantienen desde ayer una toma en la sede de la empresa de Gurruchaga y Costa Rica, en el barrio de Palermo, ante el despido de al menos 450 repartidores (aunque advierten que podrían ser más).

Pasado el mediodía, resolvieron en asamblea continuar con la medida, y que un grupo de repartidores se dirigiese a la sede de Plaza Italia de Burger King (que opera con esta plataforma de envíos) para dar otro foco de visibilidad al conflicto.

Prensa Obrera estuvo presente en la sede tomada y dialogó con los repartidores en lucha, quienes confirman que el tendal de cesantías se produce en la previa de la primera elección gremial en la empresa, prevista para mañana -como señalaron también desde el sindicato ASiMM.

Uno de los afectados por los despidos, Iván, nos comentó que “hoy fueron llegando otros cadetes que se enteraron de la noticia por nosotros, porque la empresa ni siquiera fue capaz de darles una respuesta por mensaje o por mail”. Y añadió que “a nosotros nos bloquean la cuenta que usamos para trabajar y cuando venimos a la base nos inventan un telegrama de despido, tratando de inventar una causa para un despido justificado con cosas horrendas, como que nos robamos los pedidos, para luego no pagar la indemnización que corresponde”.

Otro de los despedidos, Roberto, denunció que la patronal ni siquiera “se dignó a presentar a alguien que nos dé alguna respuesta”.

En un sentido más general, esta ofensiva se enmarca en el plan de despidos y flexibilización que desde hace meses viene llevando adelante la empresa, poniéndose “a la par” de sus competidoras. Así lo describió Iván: “PedidosYa se está sumando a esta ‘modalidad Macri’, la ‘meritocracia’ de trabajo: ‘sé tu propio jefe, trabajá con el monotributo’. Las otras dos empresas de reparto, Glovo y Rappi, trabajan así, y entonces PedidosYa quiere reemplazar a todos los trabajadores en blanco por monotributistas”. Por este motivo es que reclaman “no solo la reincorporación de todos los compañeros despedidos en los últimos cuatro meses, sino también el pase a planta de los que están en el monotributo”. Como se puso de manifiesto en los debates del G20 sobre el “futuro del trabajo”, la demolición de las conquistas de los trabajadores con argumentos “tecnológicos” está en el centro de la agenda del capital nacional e internacional.

La patronal tiene encima un largo historial de ataques a los trabajadores, que ha ido in crescendo en los últimos meses. “Las liquidaciones de haberes del último período fueron un desastre: hay un montón de quejas, era todos los meses venir a reclamar. También están las largas distancias por envío que nos imponen a los que estamos en bicicleta”, señaló Roberto, quien marcó también que “el aguinaldo fue un chiste para la mayoría de los compañeros”. Es la consecuencia, marca Iván, de que “la mitad de nuestro sueldo son aportes no remunerativos, así que no entran en el cálculo”. Denuncian también la aplicación de descuentos retroactivos e ilegales, por inasistencias que nunca ocurrieron.

La toma de la sede de PedidosYa muestra la gran voluntad de lucha presente en la juventud precarizada de las aplicaciones de reparto, y la necesidad impostergable de consolidar su organización sindical. Se plantea darle continuidad y rodearla de solidaridad. Abajo los despidos. Pase a planta.

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios