fbnoscript
11 de marzo de 2019

Paritaria municipal: el fraude del intendente Sujarchuk

Sobre el acuerdo salarial en Escobar
Por Corresponsal
Tribuna Estatal Escobar

Hace una semana, el intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk, anunció con bombos y platillos el cierre de la paritaria municipal logrando el acuerdo con los sindicatos que participaron. El anuncio fue acompañado por los representantes de la Federación de Sindicatos Municipales, UPCN y ATE que destacaron el “histórico” acuerdo que alcanzaron. 

El acuerdo, del cual se desconocen los detalles, otorga un incremento salarial del “50% al 30% para los trabajadores municipales que ganan menos de 15.000 pesos” (en cuotas). El mismo comunicado afirma que el acuerdo “alcanza a 1.800 trabajadores, casi la mitad de la planta municipal” y otorga una suma de ayuda escolar de entre 1.000 (un hijo) y 1.500 (más de dos hijos) pesos. Al mismo tiempo se incrementa del 1% al 2% el plus por antigüedad. 

El anuncio confirma lo que durante años venimos denunciando: la inmensa mayoría de la planta municipal tiene salarios por debajo de la línea de pobreza. El 50% de aumento oculta la base sobre la cual se aplica, ya que en general los salarios de los trabajadores municipales están entre los 8.000 y los 15.000 pesos. Aun con el otorgamiento de este aumento, la totalidad de los municipales se encontrará muy lejos de la canasta básica, hoy calculada en 26.000 pesos. Pero al analizar en detalle el “aumentazo” del 50% sólo lo cobrarán 196 trabajadores sobre los 1800. Otros 500 trabajadores obtendrán entre el 40% y el 45%. La mayoría de la planta municipal obtendrá entre un 30% y 35% que se calcula sobre salarios bajísimos. 

Lo que el intendente ocultó en la conferencia de prensa con los gremios es que dicho aumento se otorgará en cómodas cuotas: 7% en febrero, 10% en marzo y luego dos cuotas más en julio y septiembre (sin precisar el porcentaje). Recién en octubre esas sumas se irían incorporando al básico (también en cómodas cuotas). Es un fraude por donde se lo mire.

El paraíso de la precarización

Pero incluso es más grave: en Escobar, como en muchos otros distritos, cerca de la mitad de los municipales son jornaleros o “destajistas”. Se trata de una figura laboral ultraprecarizada (más aún que la planta transitoria) donde se contrata por día al trabajador y se le paga por hora… que se fija según el sueldo mínimo de la categoría inicial (art 111. Ley 14656). Centenares de “destajistas” tienen ingresos cercanos a los índices de indigencia. Los municipales ligados a la obra pública local, de los cuales el intendente se jactó “que se rompen el lomo”, no cuentan con ningún elemento de seguridad para el trabajo que realizan. El municipio sigue desconociendo el acceso a la planta permanente que debe efectuarse de manera automática a los 12 meses de relación contractual (art 4. Ley 14656). El intendente, que se autoproclamó pionero en este tipo de paritarias, debería poner las barbas en remojo.

Vamos por un salario igual a la canasta familiar

Este acuerdo alcanzado contó con el apoyo de las burocracias de la Federación, UPCN y ATE, que en ningún momento sometieron a votación el acuerdo paritario. No se convocó a asambleas de ningún tipo y se firmó a espaldas de los trabajadores que se enteraron por los diarios. Es necesario impulsar un reagrupamiento en el gremio, y sobre todo en ATE, para recuperar el sindicato al servicio de la lucha por un salario igual a la canasta familiar (26.000 pesos) para la categoría inicial y el pase a planta permanente de todos los trabajadores municipales. Necesitamos un sindicato que funcione en base a asambleas. Este año, que se desarrollarán las elecciones en ATE, tenemos la oportunidad de recuperar nuestra herramienta gremial para lograrlo. Vamos por ello.

En esta nota:

Compartir

Comentarios