fbnoscript
14 de marzo de 2019 | #1540

Fate: una asamblea masiva vota un plan de lucha

Fate: una asamblea masiva vota un plan de lucha

La asamblea votó masivamente el rechazo al procedimiento preventivo de crisis. Foto Bernardo Ojo Obrero Fotografía

El martes 12 de marzo, en la puerta de la fábrica Fate, ubicada en el distrito de San Fernando, los trabajadores junto con su sindicato, el Sutna, llevaron adelante una masiva asamblea de fábrica para prepararse frente a la amenaza de la patronal de atacar sus condiciones de trabajo. 

Casi la totalidad de sus 1.650 trabajadores participó de la asamblea, que rechazó el Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC). Luego,  cerca de 300 compañeros se movilizaron como medida de acción al acceso Tigre y avenida Avellaneda,  para realizar un corte total del acceso. 

Los reclamos de la patronal de Madanes Quintanilla van desde la quita que existe en estos momentos a las retenciones a la exportación de neumáticos hasta lo más profundo:  la intención de echar cerca de 450 trabajadores y aplicar una reforma en el convenio que le permita avanzar en la flexibilización laboral. La extorsión de la patronal llega incluso a la amenaza del cierre de la fábrica, con sus 2.000 puestos de trabajo.

Asamblea masiva en puerta de fábrica

En la asamblea, Alejandro Crespo, secretario  general del gremio, rechazó el PPC. “Si la empresa se anima a avanzar  con una acción como la que amenaza, lanzaremos las acciones más grandes que han hecho los trabajadores de Fate en su historia… no vamos a dudar un segundo en lanzar estas acciones”.  

La asamblea -que contó con la presencia de delegaciones de Pirelli y Firestone- continuó con la intervención del secretario ejecutivo de Fate, José Meniño, quien anticipó la defensa de los puestos de trabajo y el convenio, y presentó las mociones que terminarían siendo votadas por aplastante mayoría, y que preparan a la fábrica para el conflicto.

La asamblea terminó votando masivamente el rechazo al PPC, el intento de flexibilización, las amenazas de despidos y el repudio a las secretarías de Trabajo y Producción por actuar en complicidad con la patronal de Fate para atacar a los trabajadores.

También votó un plan de acción que va desde acompañar al sindicato a la mesa de negociación con la patronal a la Secretaría de Trabajo, hasta la movilización el lunes 18 de marzo, junto al Plenario del Sindicalismo Combativo, a la Secretaría de Trabajo de Avenida Callao al 100, en defensa de los puestos y las condiciones de trabajo en Fate. Y se mandató a la seccional y la dirección del gremio para abrir una mesa de discusión en el marco de la negociación. Las decisiones de trascendencia serán expuestas a la asamblea. Por último, se aprobó una colecta para la familia de un compañero de una tercerizada,  fallecido en un accidente laboral semanas atrás. 

La intervención totalmente solitaria de la Granate (PTS), buscando algún tipo de delimitación forzada con una dirección que está a la altura de las circunstancias, no tuvo ningún adepto, y terminaron votando una moción propia en soledad. Hace semanas, esta corriente viene generando intrigas. Incluso intentó armar una especie de comisión de mujeres por fuera del propio gremio, que fracasó frente a la puesta en pie de una Comisión de mujeres y familiares por parte de la propia seccional San Fernando, surgida en ocasión del último festival.

Frente al conflicto que se aproxima, es necesario un apoyo del conjunto de los trabajadores y los vecinos. Es preciso recorrer todas las fábricas de la zona, que están en situaciones similares, para que tomen el mismo camino que los trabajadores de Fate. Es la ruta para derrotar este plan de guerra de Macri, los gobernadores y el FMI, para que la crisis la paguen los capitalistas y preparar una salida de los trabajadores.

Compartir

Comentarios