fbnoscript
22 de febrero de 2007 | #981

Parmalat: Todavía está la resistencia

Por Corresponsal
Agrupación Naranja de Atilra
El grupo de activistas sigue firme. En todos estos meses en que el activismo estuvo suspendido, un grupo más aguerrido siguió yendo a la fábrica, exigiendo a los delegados que el acuerdo se rompiera, que ingresemos todos los compañeros suspendidos. La respuesta de la burocracia era que esperáramos, porque por lo menos seguíamos cobrando.
 
Logramos convocar una asamblea que se realizó el 20 de diciembre pasado, donde el activismo propuso que se rompa el acuerdo y que todos los suspendidos entremos a planta (porque ese acuerdo lo seguíamos sosteniendo los trabajadores, Taselli nunca cumplió, nos paga en cuatro veces el salario y nunca reactivó la fábrica). Esta moción fue votada a favor.
 
La segunda moción (movilización a Plaza de Mayo y acampe), los delegados no la hicieron votar, después de más de dos horas de discusión. Un miembro del Cuerpo de Delegados tomó la palabra y dijo que lo del acampe es un hecho y que no era necesario votarlo, pero ya pasaron dos meses y nada ocurrió.
 
“Divisiones entre delegados”
 
Desde hace un mes, uno de los delegados se empezó a acercar al activismo para criticar a los demás delegados (que nunca hicieron un reclamo por escrito, siempre fueron de palabra con la patronal; amistad con los directivos de Parmalat). Queda claro que a este delegado lo dejaron afuera de la transa.
 
El activismo le dijo que para que le creyeran, ya que él y los demás están muy desprestigiados, tenía que denunciarlos en una asamblea, pero como es un burócrata no lo hizo.
 
El lunes 5 de febrero finaliza la ronda de acreedores. El juez que está a cargo de la quiebra va a tomar una decisión. Sabemos que unos de los más interesados es el grupo Adeco-Agro.
 
Pero Taselli no la va a largar así nomás, es seguro que el juez se la va a otorgar a él con otra razón social.
 
O sea que este empresario va a seguir al frente de la empresa con el aval de la burocracia de Atilra.
 
Planteamos:
 
Que el Estado se haga cargo de Parmalat, como en estos días salió a hacerse cargo del Hospital Francés. Queremos dejar reflejada la lucha que dieron estos compañeros contra la burocracia sindical, las patotas del gobierno y la intervención trucha de Salvatierra.
 
Desde la Agrupación Naranja en Atilra decimos que necesitamos un gobierno de los trabajadores que: 1) solucione el trabajo en negro. Discutamos en asambleas de base y elijamos un representante para discutir las paritarias y las condiciones de trabajo.
 
Que los sindicatos sean dirigidos por los propios trabajadores y no por las burocracias de turno que lo único que hacen es llenarse los bolsillos a costillas de los trabajadores.
 
Bauen
 
No entendemos por qué los trabajadores de la cooperativa Bauen apoyan la candidatura de Telerman, si desde que asumió no cambió nada.
 
Él es tan responsable como Ibarra de la tragedia de Cromañón, por no mandar a controlar a los inspectores; también deja que funcionen los talleres clandestinos de ropa, con la mayor explotación que puede haber en la Argentina.
 
Si los trabajadores del Bauen piensan que Telerman va a cambiar las cosas están muy equivocados. Los únicos que podemos cambiar las cosas somos nosotros, los trabajadores, organizándonos en un partido para crear una alternativa obrera y socialista.

En esta nota:

Compartir

Comentarios