fbnoscript
15 de marzo de 2019

Crece la huelga docente en Salta

Por Corresponsal

La docencia salteña se encuentra en su octavo día de paro, rechazando el nuevo acuerdo salarial del gobierno con la intergremial de ADP, AMET, UDA Y UPCN, que con un aumento de 35% en cuotas, un bono de 5 mil pesos en dos pagos y una cláusula gatillo trimestral, vuelve a consagrar la caída del salario.

La docencia autoconvocada se abre camino contra viento y marea, sosteniendo un paro altísimo y contundente en toda la provincia, con movilizaciones multitudinarias, piquetes en distintos puntos y manifestaciones en los municipios más importantes. Se están sumando al paro todas las escuelas que no pararon la semana pasada, directores y supervisores del ministerio.

Y es que después de que estalló el escándalo de corrupción del sindicato docente más importante de la provincia, dirigido por Patricia Argañaraz, que venía firmando acuerdos salariales ruinosos durante los últimos años, la docencia ya no responde a ningún sindicato y ha decidido salir a luchar contra todos ellos y autoconvocarse para  recomponer su salario. De esta forma el gobierno provincial de Juan Manuel Urtubey ha perdido todos los mecanismos de regimentación de la docencia que establecía mediante ADP y que le permitía establecer salarios a la baja para todos los trabajadores estatales. Y es por esta razón que la huelga docente conquista la simpatía de trabajadores de la salud, municipales y judiciales, que deliberan sobre como apoyar la huelga, ya que su destino está íntimamente ligado a lo que conquiste la docencia en su lucha.

Crisis de gobierno

El gobierno de Urtubey se encuentra en una verdadera crisis. Todos sus mecanismos de coacción están en jaque con los directores y supervisores en huelga. En el Ministerio de Educación se discute la posibilidad de la renuncia de la ministra Analía Berreuzo, ante la exigencia del movimiento de autoconvocados. Las cámaras empresarias y la Sociedad Rural están en un frente abierto contra la huelga y publicaron un comunicado en los diarios más importantes para responsabilizar a la docencia de llevarlos a una “desestabilización económica” y extorsionar al gobierno para que no ceda a sus reclamos. Una muestra más de lo decisivo que es para el conjunto de los trabajadores salteños el desenlace de esta lucha, que elevaría los pisos salariales tanto en el sector público como en el privado.

Las maniobras de la burocracia

El gobierno y la burocracia sindical de todos los colores, están empeñados en disolver y desorganizar esta huelga que tiene un enorme empuje desde abajo. Es por eso que todos los voceros de los sindicatos intervienen en el movimiento poniendo trabas contra una verdadera asamblea unitaria de toda la docencia y tratando de proscribir a Tribuna Docente de todas las acciones del movimiento.  Rompieron con la asamblea de Docentes Unidos de Salta (DUS), que convocó originalmente al paro del 6, 7 y 8 de marzo, que obligó a todos los sindicatos a salir a parar. Rompieron con ella y la atacan por defender la unidad de toda la docencia y el método de una asamblea para organizar la lucha. Pero fundamentalmente el odio de los burócratas a la asamblea de DUS se debe al programa que levanta : Recuperación de la caída del 20%  perdido el año pasado, 30% hasta julio y cláusula gatillo mensual; recuperación de ADP y el rechazo a la intervención del gobierno en el sindicato y una larga lista de enormes reivindicaciones que une a toda la comunidad educativa, como la exigencia del nombramiento de las ordenanzas necesarias en todas las escuelas y el rechazo a la enorme explotación a la que están siendo sometidas.

El norte, el motor de la lucha

El trabajo sucio de la burocracia está más complicado en los departamentos más grandes del norte de la provincia, como San Martin y Orán. Porque allí la docencia le hace honor a su tradición histórica de lucha y organizándose en asambleas se moviliza y corta las rutas, convocando además a movimientos sociales y piqueteros  a apoyar su lucha. El día jueves 14, la docencia de Orán se movilizó masivamente al Concejo Deliberante de esa ciudad para apoyar el proyecto de la concejal del Partido Obrero, la docente Nelly Díaz, que reclama la renuncia de la ministra de Educación y exige el cumplimiento de los reclamos docentes.  El proyecto se aprobó por unanimidad y significó un verdadero paso adelante en esta lucha.

Y así lo interpretó el gobierno provincial, que horas después de conquistado el pronunciamiento, tuvo que comunicarse con los delegados de Docentes Unidos de Salta y enviar a sus funcionarios para reunirse con ellos en Orán, en el día de la fecha. En la reunión se presentaron los reclamos y el programa que se votó en la asamblea de DUS. El Ministerio se comprometió en hacer llegar una oferta superadora en las próximas horas y la misma será analizada en una asamblea el día sábado por la tarde.

Conclusiones

Estamos en un momento decisivo, los sindicatos que firmaron ahora se están retirando de la lucha y sus voceros en el movimiento solo buscan el desgaste y desgranamiento del paro. El gobierno está en una profunda crisis y encrucijada ante la simpatía que despierta la docencia en todos los sectores de trabajadores y en toda la sociedad, que ven en esta  huelga  la lucha de todos contra el gobierno del ajuste. El paro crece y el movimiento se fortalece. En las próximas horas tenemos que bregar por una asamblea única de toda la docencia provincial, que oriente el movimiento para su triunfo y para defender el salario y la educación pública en su conjunto.

15/3/19

TE PUEDE INTERESAR:

Chaco: tres semanas de rebelión docente

En esta nota:

Compartir

Comentarios